A partir de mañana

Telefónica participará en la subasta de nuevas frecuencias en Alemania

La filial germana de Telefónica, el operador O2, participará en la próxima subasta de frecuencias de móviles que se celebrará en Alemania a partir de mañana, lunes 12 de abril, junto con sus rivales Vodafone, T-Mobile, filial de Deutsche Telekom, y la filial alemana del operador holandés KPN, E-Plus.

En concreto, la compañía O2, tercer operador de telefonía móvil en Alemania por detrás de T-Mobile y Vodafone, participará en el proceso del regulador de telecomunicaciones alemán Bundesnetzagentur (BnetzA) que subastará cerca de 330 Megahercios (MHz) de espectro de las frecuencias de 800 Megahercios (MHz), 1,8 Gigahercios (GHz), 2,0 GHz y 2.6 GHz.

Según el regulador de telecomunicaciones alemán, primer país europeo que licita frecuencias en la banda de 800 MHz, uno de los demandantes desistió de su solicitud de admisión a la licitación.

Telefónica, que reforzó su posición en Alemania tras la compra a finales del pasado ejercicio del operador de acceso a Internet a través de ADSL Hansenet a su socio italiano Telecom Italia por un precio de 900 millones de euros, está, junto a la filial de KPN, peor posicionada, debido a su cuota de mercado a la hora de acceder a las licencias.

En concreto, de los 60 MHz que se ofertaran en la banda de 800 MHz, el regulador alemán determinó que los dos operadores con mayores cuotas de mercado, T-Mobile y Vodafone, podrán obtener un máximo de 40 MHz, mientras que los 20 MHz restantes serían para la filial de Telefónica y la de KPN.

Esta decisión provocó una denuncia por parte de Telefónica y de KPN, que consideraban que las condiciones estipuladas por el regulador no propiciaban la competencia.

Precisamente, las frecuencias más codiciadas por los operadores son las que están en torno a los 800 MHz, ya que permiten aumentar la competencia en el mercado de los servicios móviles, incrementar la oferta de nuevos servicios innovadores, mejorar la calidad y reducir los precios para las empresas y ciudadanos.

En el caso español, el Ejecutivo ha puesto como fecha máxima para el reparto de la banda de frecuencias de 790 a 862 MHz, el conocido como 'dividendo digital' (parte del espectro reservado a las comunicaciones móviles que dejaran libre las televisiones tras el apagón analógico, un proceso que culminará el pasado 3 de abril) enero de 2015.

Según la Comisión Europea, en España el valor incremental de la utilización del dividendo se estima entre 12.000 y 16.000 millones de euros, el equivalente al 1,5% del PIB.

Asimismo, el Gobierno español tiene previsto completar los procesos de 'refarming' de las bandas de 900 y 1800 Megahercios y la puesta a disposición de las bandas de 2,5 y 3,5 Gigahercios.