Se barajan el 10 y el 17 de mayo

Rato busca que la Asamblea de Caja Madrid valide en mayo las cuentas de Blesa

El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, quiere que la Asamblea general de la entidad se reúna en mayo para validar las cuentas del ejercicio 2009, las últimas que aprobó su antecesor en el cargo, Miguel Blesa.

Según informaron a Efe fuentes próximas a la entidad, las fechas que Rato baraja para celebrar la reunión son el 10 y el 17 de mayo, pero un portavoz oficial de Caja Madrid no quiso aventurar cuándo podría ser y subrayó que aún no hay ninguna Asamblea convocada, una decisión que suele aprobarse por el Consejo de Administración.

En dicho órgano de gobierno, sin embargo, dan por hecho que el encuentro al que estarán convocados los 345 miembros de la Asamblea, se celebrará seguramente el lunes 10 de mayo y en él Rato podrá dar a conocer un informe sobre la evolución de la entidad.

Posteriormente, el director general financiero y de medios de la entidad, Ildefonso Sánchez Barcoj, haría una exposición de los resultados económicos en 2009 y del informe de gestión del consejo de administración de la entidad.

De esa forma, la Asamblea podría someter a su aprobación las últimas cuentas que dejó Blesa y que él, antes de abandonar la presidencia a finales de enero de este año, admitió que habían "estropeado la foto", aunque dijo, valía la pena porque era el resultado de una "actitud más responsable" ante la incertidumbre económica.

Caja Madrid ganó 265,81 millones en 2009, el 68,4% menos que un año antes principalmente por las mayores provisiones, ya que la entidad destinó 484 millones para cubrir posibles insolvencias y 172 millones a ajustar el valor de activos.

Además, la recesión de la economía española y el aumento del paro, al igual que con el resto de entidades financieras, se trasladó a un aumento de la tasa de morosidad, que en el caso de Caja Madrid acabó 2009 en el 5,4%, frente al 4,9% del cierre de 2008.

Si se tiene en cuenta la tradición de encuentros anteriores, en los que se validan las cuentas del ejercicio anterior para su remisión al Banco de España, en la próxima Asamblea debería someterse también a aprobación el presupuesto para 2010 de la Obra Social de la caja y de las actividades de su Fundación.