Catástrofe aérea

No hay supervivientes del accidente de avión en el que viajaba el presidente polaco

Ninguno de los pasajeros del avión del presidente de Polonia, Lech Kaczynski, que se estrelló hoy cerca de la ciudad rusa de Smolensk, ha sobrevivido, según aseguró el gobernador de la región de Smolensk, Serguéi Antufiev, a la agencia rusa Interfax.

"El avión se preparaba a aterrizar, pero no llegó hasta la pista. Según la versión preliminar, el aparato aéreo se enganchó de los árboles, se cayó y quedó destruido. En la catástrofe no hay supervivientes", dijo el gobernador a la agencia Interfax.

La Fiscalía rusa informó de que a bordo del avión presidencial polaco había 132 personas, entre ellas Kaczynski y su esposa, si bien el ministerio de Situaciones de Emergencia cifró en 87 las víctimas.

El accidente se produjo en medio de una densa niebla cerca de la localidad de después de que el piloto rechazara la sugerencia de desviar el vuelo hasta Moscú o Minsk, la capital de Bielorrusia, según el Comité de Investigación de la Fiscalía.

El mandatario polaco se dirigía a la localidad rusa de Katyn, cerca de la frontera con Bielorrusia, para rendir homenaje a los miles de oficiales polacos ejecutados en 1940 por los servicios secretos soviéticos.

Junto a Kaczynski viajaban numerosos altos funcionarios polacos y familiares de las víctimas de la matanza de Katyn.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, fue informado de la catástrofe y envió a Smolensk al ministro de Situaciones de Emergencia, Serguei Soigu, mientras el jefe del Gobierno, Vladímir Putin, encabezará una comisión que investigará este accidente aéreo.