Se han registrado 35 suicidios en 2008 y 2009

La Justicia francesa investiga a France Télécom por el acoso a sus empleados

La Justicia francesa anunció hoy la apertura de una investigación en relación con los suicidios en la empresa de telecomunicaciones France Télécom y por presunto acoso a sus empleados, según dijeron fuentes judiciales.

El Tribunal de París decidió la apertura de la investigación por "acoso moral" después de que las autoridades judiciales recibieran información acerca de la política de gestión del personal en la empresa, donde se han registrado 35 suicidios en 2008 y 2009. En los últimos meses se han conocido además los casos de otros once suicidios, según informaron varios sindicatos.

La Justicia deberá ahora dilucidar la eventual responsabilidad de los dirigentes de France Télécom en los suicidios, intentos de suicidios y casos de depresión registrados entre el personal de la empresa, vinculados a decisiones sobre su reasignación laboral.

A finales del pasado marzo, el operador francés de telecomunicaciones anunció medidas destinadas a mejorar el entorno laboral y "salir de la crisis social" provocada por la oleada de suicidios.

ORANGE 14,66 0,24%

El presidente del grupo, Stéphane Richard, precisó que las medidas afectan a la calidad del trabajo, al trato de los empleados y a las condiciones de cambio de puestos y promoción, algunas de las principales reivindicaciones de los sindicatos del grupo.

Richard aseguró en su momento que las decisiones sobre movilidad dentro de la empresa se harán de manera voluntaria y que no se cambiará de destino a los trabajadores que estén a tres años de la jubilación.

Los sindicatos habían denunciado que varios de los casos de suicidios en la empresa tenían que ver con la obligación de los trabajadores de cambiar de puesto laboral.

Ya en febrero se anunció el relevo del anterior presidente de France Télécom, Didier Lombard, como medida para atajar la grave crisis de confianza interna suscitada por la ola de suicidios.

Anteriormente, la empresa había anunciado que suspendía las medidas de redistribución del personal, una de las decisiones que los sindicatos habían relacionado con los casos de suicidios registrados en la empresa durante los últimos años.