A falta de lo que haga la Junta de Andalucía

El Banco de España aprueba un informe de fusión de Unicaja y Caja de Jaén

La Comisión Ejecutiva del Banco de España ha aprobado el informe de fusión entre Unicaja y Caja de Jaén, que ahora se encuentra a la espera de que lo haga la Junta de Andalucía.

Así lo ha asegurado hoy en declaraciones a Efe el todavía presidente de Caja de Jaén, José Antonio Arcos Moya, tras la celebración de la última Asamblea General de Caja de Jaén, que ha tenido como único punto del orden del día la aprobación de cuentas, tanto individuales como consolidadas del ejercicio 2009.

Arcos Moya ha señalado que tras las aprobación por parte de la Junta de Andalucía del informe de fusión hay un mes de plazo para que el Registro Mercantil apruebe la inscripción de los estatutos de la nueva caja.

Entonces Arcos Moya dejará de ser el presidente y el consejo de administración de la nueva entidad nombrará a un representante de Caja de Jaén como vicepresidente tercero.

En lo que se refiere a las cuentas, han sido aprobadas por unanimidad y varían poco del avance facilitado tras la Asamblea General celebrada en diciembre en el que además se aprobaba con 133 votos a favor y uno en contra, la fusión con la entidad malagueña Unicaja.

Los 26 años de vida de la entidad financiera jiennense, creada en 1983 a instancias de la Diputación Provincial, finalizan con 2,4 millones de euros de beneficios netos, y un 37,94% menos de beneficios que en el ejercicio anterior, cuyos resultados fueron de 3,9 millones de euros.

Además, su liquidez estructural es del 126,42%, y una ratio de morosidad del 4,75, un 47% mayor que la del ejercicio anterior.

Un cuarto de siglo después, los 227 trabajadores de la entidad, sus 51 oficinas y 51 millones de euros de recursos propios pasarán a formar parte de la nueva entidad.