Por 204 millones de dólares

Argentina cancela deudas con divisas después de varios meses de conflicto con la oposición

El Gobierno de Argentina comenzó hoy a cancelar vencimientos de deudas con acreedores privados por 204 millones de dólares con reservas del Banco Central después de varios meses de conflicto con la oposición, que aún intenta anular ese mecanismo.

El pago de vencimientos del título Boden 2015 comenzó a efectuarse desde el millonario Fondo del Desendeudamiento creado por un decreto de la presidenta argentina, Cristina Fernández, que fue convalidado por un tribunal de apelaciones el 30 de marzo pasado, como corolario de una batalla judicial que había comenzado en diciembre.

Desde su cuenta en el Banco Central, el Tesoro argentino giró hoy 204 millones de dólares a cuentas de diversos bancos, que cancelarán efectivamente los vencimientos con los tenedores de los Boden 2015, según explicaron a Efe fuentes oficiales.

A lo largo de este mes, Argentina afrontará vencimientos de deudas con acreedores privados por otros 600 millones de dólares que se cancelarán con reservas monetarias, ratificaron este fin de semana dos ministros del Gobierno de Fernández.

El asunto es motivo de una áspera batalla en el Parlamento, donde la paridad de fuerzas entre el oficialista Frente para la Victoria y la oposición impide que se dirima la vigencia del polémico decreto presidencial que dispone del uso de reservas en divisas por un total de 4.382 millones de dólares para cancelar deudas este año.

Polémico decreto

A pesar de que el Gobierno ya dispuso de reservas monetarias para pagar deudas, los principales partidos de la oposición intentarán que el decreto presidencial sea anulado el miércoles próximo en una sesión de la Cámara de Diputados, donde la relación de fuerzas les resulta más favorable que en el Senado.

La nulidad del polémico decreto debe ser declarada por las dos cámaras del Parlamento argentino, cosa que parece muy difícil en vista del empate de fuerzas en el Senado.

El conflicto estalló a fines del año pasado, cuando el Ejecutivo se preparaba para lanzar un canje de bonos para refinanciar títulos en mora por unos 20.000 millones de dólares que quedaron fuera de la reestructuración de 2005, con la que el país salió del cese de pagos de 2001, el mayor de la historia (unos 102.000 millones de dólares).

La nueva reestructuración se lanzará formalmente el 14 de abril próximo, cuando se conocerán los detalles de la oferta argentina para canjear los bonos en mora, que están en manos de bancos, inversores alemanes, estadounidenses, italianos y japoneses, además de fondos de inversión especulativa.