Previsones meteorológicas

La lluvia, la nieve, el viento y el fuerte oleaje mantendrán mañana en alerta a 23 provincias

Un total de 23 provincias permanecerán mañana en alerta por lluvia, nieve, viento o fuerte oleaje, según la predicción de la Agencia Estatal de Meterología (Aemet). La nubosidad afectará a todo el país, aunque será más abundante en la mitad norte, donde se espera un mayor riesgo de precipitaciones.

El riesgo de nevadas mantendrá en alerta amarilla a Huesca, Teruel, Zaragoza, Barcelona, Girona, Lleida, Navarra, Castellón y La Rioja. Así, la cota de nieve se mantendrá de 700 a 900 metros en el noroeste peninsular y de 800 a 1.200 metros en el noreste.

Por otra parte, el fuerte oleaje afectará a A Coruña, Lugo, Pontevedra, que permanecerán en alerta naranja por este fenómeno, así como a Guipúzcoa, Vizcaya y Asturias, provincias a las que se extenderá la alerta amarilla. Asimismo, el archipiélago canario permanecerá en su práctica totalidad en alerta amarilla por fenómenos costeros y fuertes rachas de viento, que pueden llegar a alcanzar los 75 kilómetros por hora.

En el extremo norte peninsular, Cataluña y Baleares se esperan chubascos débiles o moderados, que ocasionalmente pueden ir acompañados de tormenta, aunque tenderán a remitir de oeste a este. También, las precipitaciones de carácter débil pueden darse en puntos de la mitad este peninsular, pero serán más probables en el área del Sistema Ibérico. En el resto de la Península, Ceuta y Melilla los cielos permanecerán poco nubosos o despejados.

Del mismo modo, la nubosidad afectará a las islas occidentales de Canarias, que sufrirán cielos nubosos o muy nubosos con posibilidad de lluvias débiles en el norte y poco nubosos en el sur. En cuanto a las islas orientales, se esperan cielos nubosos a muy nubosos con posibilidad de alguna lluvia débil.

Por último, los termómetros registrarán un ligero descenso en las temperaturas diurnas, excepto en el oeste peninsular y Canarias donde se mantendrán con pocos cambios. Las temperaturas nocturnas tenderán a subir ligera o moderadamente en el litoral mediterráneo peninsular, mientras que descenderán ligera o moderadamente en el resto de la mitad norte y se mantendrán sin cambios en el resto del país.