Dice que los datos del Gobierno son "acertados"

De la Vega descarta la propuesta del Banco de España de abaratar el despido

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, descartó hoy una reforma laboral que incluya un abaratamiento del despido y afirmó que "con toda la prudencia creemos que los datos que manejamos -el Gobierno- son los acertados".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Palacio de la Moncloa
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Palacio de la Moncloa

De esta forma, De la Vega respondió durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros a la recomendación hecha hoy por el Banco de España de crear un nuevo contrato con despido más barato que el del indefinido actual.

La vicepresidenta primera recalcó que cualquier reforma que afecte al mercado de trabajo debe hacerse en el marco del Diálogo Social y que el Ejecutivo ya ha destacado sus prioridades.

Ve acertados los datos del Ejecutivo

Reconoció que las cuentas sobre las que trabaja el Gobierno para crear empleo y hacer crecer la economía "permiten ser un poquito más optimista" que la previsión publicada por Banco de España y aseguró que "con toda la prudencia creemos que los datos que manejamos son los acertados".

El organismo supervisor previó hoy una caída del PIB del 0,4% en 2010, una décima más de lo estimado por el Gobierno, y un crecimiento en 2011 del 0,8%, un punto por debajo de la previsión del cuadro macroeconómico del Ejecutivo.

De la Vega reconoció que el momento "todavía es complicado" y requerirá adoptar más decisiones aunque valoró que las que ha impulsado el Ejecutivo no hayan mermado los derechos de los trabajadores, "que no han originado la crisis".

"Estamos seguros de que a partir de 2011 la economía volverá a crecer de manera paulatina y mucho más sólida", aseveró, tras recordar que el PIB crecerá este año en tasas intertrimestrales y confiar que a finales de 2010 se empiece a crear empleo.

Para lograrlo, urgió a la "concertación" de todas las fuerzas políticas para firmar un pacto anticrisis, que, dijo, unido al Plan de Austeridad, a la Ley de Economía Sostenible y a la reforma laboral que se acuerde en el Diálogo Social, permitirá dar el impulso "definitivo" a la economía.