Envían una misiva

Los líderes del G20 piden cumplir los compromisos acordados y trabajar de forma conjunta

Los principales líderes del G20 enviaron hoy una carta al resto de miembros del grupo en la que destacan la necesidad de llevar a cabo los compromisos acordados para asegurar una "fuerte cooperación en política macroeconómica" y seguir trabajando de forma conjunta, así como continuar con la reforma regulatoria que fortalecerá el sistema financiero internacional.

La carta está firmada por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, el primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, el primer ministro de Canada, Stephen Harper, y el presidente de Corea del Sur, Leyy Myung-Bak.

Los líderes destacan el importante impacto de las "decisivas" acciones llevadas a cabo en las últimas cumbres del G20, que han permitido estimular con éxito la recuperación de la economía global y evitar el colapso total del sistema financiero. Sin embargo, inciden que su trabajo no ha acabado, ya que "la recuperación sigue siendo frágil".

Por ello, consideran "vital" seguir trabajando de forma conjunta para lograr objetivos comunes que se enfrenten a los nuevos riesgos, salvaguarden las estabilidad y apoyen un sólido retorno al crecimiento y a la creación de empleo en todas las economías. "Nuestra meta debe ser fortalecer el sistema financiero global y construir una economía global más sólida, arraigada en el crecimiento sostenible, y la prosperidad para todos", añade.

En este sentido, remarcan que el primer objetivo es volver al crecimiento sostenible y la creación de empleo, para lo cual es necesario diseñar estrategias comunes y trabajar para asegurar que las políticas fiscales, monetarias, de intercambio de divisas, comerciales y estructurales sean compatibles con un crecimiento "fuerte, sostenido y equilibrado".

Asimismo, reconocen que los desequilibrios fiscales, comerciales y estructurales no conducen a un crecimiento sostenible, por lo que destaca que, sin esta cooperación, "los riesgos de futuras crisis y bajo crecimiento permanecerán". Además, piden a todos los países del G20 que lleven a cabo los primeros pasos para implementar las medidas aprobadas en Pittsburgh en los plazos marcados.

Fortalecer el sistema financiero

Por otro lado, señalan que, aunque la confianza en el sistema financiero ha mejorado tras las últimas reformas, es necesario trabajar más para restaurar la solidez de los balances de algunos bancos para evitar un "sistema financiero global vulnerable" y una restricción en el crédito.

"Debemos asegurarnos de que nuestras instituciones financieras internacionales son fortalecidas para satisfacer las necesidades actuales de la economía mundial. Las reformas son necesarias para aumentar su credibilidad, legitimidad y eficacia, para reflejar el fuerte crecimiento en los países emergentes y en desarrollo, promover la estabilidad financiera y mejorar la vida de los más pobres", agregan.

La carta también subraya la necesidad de continuar haciendo frente a las presiones proteccionistas y promover la liberalización del comercio y las inversiones mediante la reducción de barreras nacionales, así como a través de negociaciones regionales y bilaterales. Sin embargo, insisten en que hay que hacer "algo más" que abogar por el comercio y contra el proteccionismo.

De cara a la cumbre del G20 en Toronto que se celebrará entre el 26 y el 27 de junio, consideran que es necesario llegar a acuerdos en torno a los mayores riesgos para la estabilidad y el crecimiento económico, así como sobre las políticas que se deben llevar a cabo para minimizarlos. También ven importante desarrollar recomendaciones más específicas de cara a la cumbre de Seúl en noviembre.