Pretende captar 5.000 millones

Los mercados muestran poco entusiasmo ante el nuevo bono griego

Los mercados de capitales reaccionaron con poco entusiasmo a la nueva emisión de bonos de Grecia lanzada hoy, la primera después de que los socios del país heleno en la zona euro acordaran un plan para ayudarle.

Según los analistas, el poco interés de los inversores confirma la percepción de que a Atenas le queda aún un largo camino que recorrer para recuperar su economía.

El nuevo bono griego tiene como vencimiento el 20 de abril de 2017 y los analistas citados en el portal "in.gr" destacaron que "la cantidad de la oferta alcanzada hoy no superó ni en la mitad a la conseguida durante la anterior emisión de venta de bonos", para 10 años, lanzada en febrero.

La Agencia de Gestión de Deuda Pública (PDMA) del país respondió que es conocido que un bono de siete años "no constituye una gran atracción en el mercado en relación a los bonos de tres años".

La PDMA argumentó que el hecho de que se haya cubierto la meta de los 5.000 millones de euros, con un interés del 5,9 por ciento, "demuestra que Grecia está recuperando la credibilidad de los mercados".

El interés es el doble del pagado por Alemania y podría haber sido mucho mayor si los socios europeos no hubieran expresado su apoyo a Grecia la semana pasada.

El portavoz oficial del Gobierno griego, Yorgos Petalotís, expresó hoy en Atenas su optimismo de que los intereses del bono griego se reducirán y que las condiciones de crédito para Grecia volverán a la normalidad".

Sin embargo, aunque no se esperaba una gran respuesta al bono debido al período festivo de Semana Santa, para los analistas la respuesta "es baja y refleja las reservas que mantienen los mercados sobre la reciente crisis financiera del país".

También refleja las reservas frente a "los esfuerzos del Ejecutivo socialista de convencer a sus socios de la zona del euro de crear un mecanismo para proteger el euro con apoyo europeo y del Fondo Monetario Internacional (FMI)".

Los expertos critican además que la emisión de venta del bono "no estuvo bien preparada" y que "faltó tiempo entre la cumbre de la UE de hace cuatro días y el anuncio de hoy".

Asimismo, estimaron que "la falta de firmeza de parte de las autoridades griegas sobre una meta de alcanzar 5.000 millones de euros, redujo la presión de la demanda".

Por su parte, la agencia de calificación crediticia Fitch advirtió hoy de que Grecia necesitará más emisiones de deuda, además de la de bonos anunciada hoy.

Actualmente, Fitch sitúa las calificaciones de Grecia a largo plazo issuer default ratings (IDR) en moneda local y extranjera en 'BBB+', con previsión negativa en ambos casos.