Con condiciones

Bruselas autoriza la compra de Tandberg por parte de Cisco

La Comisión Europea autorizó hoy con condiciones la compra del fabricante de productos de teleconferencia Tandberg, cuya sede se encuentra en Noruega y Estados Unidos, por parte del grupo informático norteamericano Cisco.

Para lograr la aprobación de Bruselas, las compañías se han comprometido a ceder a un órgano sectorial independiente un protocolo desarrollado por Cisco para sus soluciones de videoconferencia llamado 'TIP', con el objetivo de garantizar la interoperabilidad de los productos de la empresa resultante de la fusión con los de sus rivales.

La investigación inicial del Ejecutivo comunitario había detectado que la fusión provocaría "graves problemas de competencia" debido a la falta de compatibilidad entre las soluciones de la sociedad que nacerá de la concentración y las de sus competidores.

Tras las concesiones ofrecidas por las partes, Bruselas ha llegado a la conclusión no obstante de que la operación no obstaculizará la competencia en el espacio económico europeo ni en una parte sustancial del mismo.

La investigación ha sido llevada a cabo en "estrecha colaboración" con el departamento de Justicia de EEUU, que ha dado luz verde a la fusión el mismo día que el Ejecutivo comunitario. "Estoy convencido de que el paquete de medidas correctivas propuesto por Cisco preservará la competencia en el mercado de las videoconferencias", dijo el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, en un comunicado.