Iniciativa del Gobierno norteamericano

EE UU avalará a hipotecados con riesgo de impago

Ante los resultados decepcionantes de las ayudas para evitar embargos, el Gobierno de EE UU anunció ayer una iniciativa destinada a beneficiar a parados y aquellos que tengan una casa que valga menos que lo que deban en su hipoteca. En este último caso, el prestamista debe rebajar el principal del préstamo y los inversores aceptar pérdidas a cambio de que el Estado, a través de la Autoridad de la Vivienda, avale el resto. Los parados pueden obtener una suspensión de sus cuotas.

El riesgo para los contribuyentes sube a cambio de estabilizar el mercado. No habrá más desembolsos federales pues los costes se compartirán entre el sector privado y el Ejecutivo que ya consignó una partida de 50.000 millones de dólares del TARP (ayuda a la banca) a programas de apoyo a la vivienda.