Petróleo

El Brent baja un 1,34% y se sitúa en 79,62 dólares

El precio del barril de crudo Brent bajó hoy en Londres un 1,34%, hasta los 79,62 dólares, después de que el Departamento de Energía de Estados Unidos anunciara hoy que las reservas de petróleo del país aumentaron la semana pasada por octava semana consecutiva.

El barril de petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en mayo acabó hoy en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 79,62 dólares, 1,08 dólares menos que al término de la sesión anterior, cuando cerró en 80,7 dólares.

El precio máximo negociado fue de 80,37 dólares, mientras que el mínimo estuvo en los 78,90 dólares.

Las reservas de petróleo de EEUU aumentaron en 7,33 millones de barriles la semana pasada y se situaron en 351,3 millones, según informó hoy el Departamento de Energía, lo que indica que el crecimiento de la demanda del mayor consumidor del mundo está siendo más lento de lo esperado.

Pese a que el organismo agregó que estos datos se encuentran en el promedio para esta época del año y que el volumen de reservas fue un 2,8% inferior al de un año antes, el precio del barril de Brent se resintió.

El informe añadió que la semana pasada las refinerías petroleras en Estados Unidos operaron al 81,1% de su capacidad, comparado con el 80,8% la semana anterior.

El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica, alcanzó la pasada semana los 1.765,8 millones de barriles frente a los 1.765,4 millones de la semana anterior.

Además, el euro cotizó hoy por primera vez en diez meses por debajo de los 1,34 dólares, como reacción a una posible intervención en Grecia del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la decisión de la agencia Fitch de rebajar la calificación del riesgo crediticio de Portugal.

La divisa europea, lastrada además por la creciente esperanza de que la Reserva Federal estadounidense subirá los tipos de interés, se cambió hoy a 1,3353 dólares, frente a los 1,3534 dólares del día anterior, un fortalecimiento de la moneda estadounidense que pesó a la baja en la cotización del Brent y de otras materias primas que se negocia en dólares.