Declaraciones de Josep Oliu

Sabadell negocia la venta de 300 oficinas tras ingresar 125 millones en 2009

El Banco Sabadell ingresó el pasado año 125 millones por la venta de un paquete de más de un centenar de su red de oficinas bajo la fórmula del 'sale and lease-back', mayoritariamente a 'family office', según avanzó hoy el presidente del banco, Josep Oliu, que constató que ahora la entidad mantiene abierta la negociación con varios grupos inversores para vender el grueso del paquete, más de 300 sucursales, para alcanzar el objetivo de las 500.

En un encuentro con medios previo a la junta general ordinaria de accionistas, que tendrá lugar mañana, Oliu explicó que el Sabadell está analizando diferentes ofertas, aunque no hay prisa para cerrar la operación. "Las condiciones del mercado han mejorado respecto a las de 2009", constató.

La venta de oficinas permitirá al banco ingresar recursos para fortalecer su solvencia y encarar con más comodidad el futuro, y sigue la estela de Santander y BBVA con operaciones de este tipo.

En paralelo, en 2009 el Sabadell realizó varias actuaciones para reforzar su solvencia, como una emisión de participaciones preferentes por 500 millones y otra emisión de 500 millones de obligaciones subordinadas.

SABADELL 1,13 -1,74%

En la junta, el consejo someterá a votación de los accionistas una retribución complementaria al dividendo de 2009, consistente en un reparto en especie de la reserva voluntaria por prima de emisión de acciones, mediante la entrega de acciones propias procedentes de la autocartera.

Josep Oliu explicó que en el orden del día figura la votación de modificar estatutos del banco. Se ampliará el número de miembros la comisión de auditoría, de tres a cinco, y se votará la posibilidad de repartir dividendos en acciones.

Asimismo, en el quinto punto, el Sabadell someterá a aprobación un plan de incentivos en acciones para directivos de la entidad. El plan, de un máximo de tres años, consiste en una retribución variable extra basada en el incremento del valor de las acciones en un determinado periodo. Serán beneficiarios 322 directivos, de los que 2 son consejeros ejecutivos, y 17 son directores generales.

El pasado año, el consejo de administración del Sabadell acordó reducir en un 10% las retribuciones de los consejeros -trece miembros, dos son mujeres- y la remuneración de la alta dirección para adecuarse al entorno de crisis económica. Al preguntársele sobre si este año se mantendrá esta política, Oliu constató que con toda probabilidad se seguirá en la misma tónica.

En la presentación de resultados de 2009, el presidente del Sabadell afirmó que 2010 será un año de inflexión -aunque persistirá el estancamiento- tanto para la entidad como para la economía española, y pronosticó que si se cumplen sus previsiones, el banco despegará en resultados en 2011.

Hoy, Oliu recordó que de momento seguirá la presión sobre los márgenes y el aumento de la morosidad -situándose en el 5% en el tercer trimestre-, y la debilidad en la demanda de crédito. Sobre la guerra del pasivo, Oliu dejó muy claro que el banco no entrará en esta guerra, aunque sí se defenderá.