Sobran palabras

Sobran palabras

Felipe González prepara junto a otras personalidades europeas un informe sobre el futuro de la UE. El ex presidente del Gobierno español está convencido de que una de las causas de la desconexión entre el club y los ciudadanos es el lenguaje de las instituciones comunitarias. Y en particular, la jerga, ininteligible fuera del barrio europeo de Bruselas, y los documentos repletos de siglas enigmñáticas y repetitivas.

La Comisión Europea también parece consciente de ese problema. Y entre el 15 y el 19 de marzo ha celebrado la "semana de escritura clara", con talleres y charlas destinadas a inculcar entre los funcionarios que "un documento claro siempre será más eficaz y más fácil y rápidamente comprendido".

Durante las jornadas también se distribuyó material didáctico, incluido un utilísimo folleto titulado "Cómo escribir con claridad". Sus consejos, por cierto, vienen bien a todos los que tenemos la palabra escrita como principal materia prima. Desde el habitual sistema de estructurar la información a base de siete preguntas (¿qué?, ¿quién?, ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿por qué? y ¿cuánto?) hasta la sabia consigna de ser "breve y sencillo: 1 documento, 15 páginas como máximo; 1 frase: 20 palabras como media".

Lástima que luego, por culpa de la improvisación política, esas directrices se incumplan a menudo. Incluso el documento que el presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, llevará esta semana a la cumbre europea (su capricho 2020), contiene perlas como ésta (cojan aire):

"Europa debe proceder a una elección difícil pero estimulante: o nos enfrentamos colectivamente al reto inmediato de la recuperación y a los retos a largo plazo (mundialización, presión sobre los recursos, envejecimiento) a fin de compensar las recientes pérdidas, recuperar competitividad, potenciar la productividad y volver a encarrilar a la UE por la senda de la prosperidad ("recuperación sostenible"), o continuamos con un ritmo de reformas lento y en gran parte no coordinado, con el riesgo de desembocar en una pérdida permanente de riqueza, una baja tasa de crecimiento ("recuperación tibia"), altos niveles de desempleo y desamparo social, y un declive relativo en la escena mundial ("década perdida").¡

¡Pobre Barroso! ¡Como a Felipe le dé por hojear "la visión del Presidente sobre dónde debería estar la UE en 2020"!

Imagen: Ilustración del folleto de la CE titulado Cómo escribir con claridad. En el original, la pancarta lleva el siguiente texto: "Teniendo en cuenta el efecto extraordinariamente negativo de las hostilidades, hacemos un llamamiento al cese inmediato de las susodichas hostilidades. "¿Paz?", se pregunta la chica de verde.

Comentarios

Muy interesante BdM. Voy a difundir el Folleto entre los colegas del trabajo.
En la sección 'ByS, breve y sencillo" del folleto Cómo escribir con claridad, se les ha olvidado la expresión más larga y derrochona que conozco: "como no podía ser de otra manera" = lógicamente.
Normas
Entra en El País para participar