Con un diferencial de 115 puntos básicos sobre el 'midswap'

Banco Popular coloca una emisión de cédulas hipotecarias por 1.000 millones a ocho años

Banco Popular ha colocado hoy una nueva emisión de cédulas hipotecarias por un importe total de 1.000 millones de euros a un plazo de ocho años.

En un comunicado, la entidad indicó que esta emisión, que supone la oferta pública de cédulas hipotecarias emitidas en España a plazo más largo desde el inicio de la crisis, "viene a reforzar su excelente posición de liquidez".

La emisión obtuvo una buena respuesta tanto entre inversores domésticos -con un 43% de la demanda- como internacionales, que representaron el 57% restante. Destacaron las órdenes procedentes de Alemania, Reino Unido y Francia, con un 46% del total. Entre los inversores de otros países estuvieron presentes nacionalidades como Estados Unidos, Holanda o Corea.

En términos de condiciones, la emisión presenta un diferencial de 115 puntos básicos sobre el 'midswap' (índice de referencia de las emisiones a largo) y contará con la calificación crediticia de 'Aaa' y 'AAA' por las agencias de rating Moody's y Fitch, respectivamente.

Con esta emisión la entidad presidida por Angel Ron señaló que continúa "cumpliendo con sus objetivos de consolidación y ampliación de su base inversora, y refuerza su estructura de financiación mediante el alargamiento de los plazos de financiación institucional".

A 31 de diciembre de 2009, el Banco Popular contaba con una segunda línea de liquidez de 18.281 millones de euros, y un ratio de 'core capital' del 8,6%, uno de los más altos de la banca privada española y europea.