En 2009

El PIB regional cayó por encima del 4% en Aragón, Comunidad Valenciana, Canarias y Cataluña

El PIB regional cayó por encima del 4% en Aragón (-4,4%), Comunidad Valenciana (-4,3%), Canarias (-4,2%) y Cataluña (-4,1%) en 2009, frente al descenso del 3,6% experimentado a nivel nacional, según datos de Contabilidad Regional de España del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, todas las comunidades y ciudades autónomas registraron tasas de crecimiento negativas durante el pasado año. Melilla (-1,4%) y Ceuta (-1,7%) y las comunidades autónomas de Extremadura (-2%) y Navarra (-2,5%) fueron las economías regionales en las que menos descendió la actividad.

En términos de PIB por habitante, País Vasco encabezó la lista de comunidades en 2009, con 30.703 euros, un 34,2% superior a la media española (22.886 euros). La lista la cerró Extremadura, con un PIB de 16.301 euros por habitante.

El estudio recuerda que el decrecimiento real del conjunto de la economía española para 2009 se cifró en un 3,6%, un porcentaje negativo que superaron Aragón (-4,4%), Comunidad Valenciana (-4,3) y Canarias (-4,2).

Además, estas tres regiones son las únicas que se sitúan por debajo del registro medio de la Unión Europea, ya que la economía en los Veintisiete decreció un 4,2%. También la economía cayó más que la media nacional en Cataluña (-4,1 por ciento), Baleares (-3,8) y Asturias (-3,7 por ciento).

El INE subraya que a nivel nacional el valor añadido bruto de la economía de mercado registró tasas negativas, pero el de la economía de no mercado (administración pública e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares) presentó crecimientos positivos.

La aportación positiva de las ramas agrarias en Extremadura y la favorable evolución de la industria, especialmente la ligada al automóvil, en Navarra, han sido los factores que han contribuido a un comportamiento menos adverso de las economías de esas dos comunidades.

En términos de PIB por habitante, la primera posición la ocupa el País Vasco (30.703 euros), por delante de Madrid (30.029), Navarra (29.598) y Cataluña (26.831), frente a Extremadura (16.301), Castilla-La Mancha (17.208) y Andalucía (17.485 euros). La media nacional se situó en 22.886 euros y la de la UE en 23.600.

Si se analiza el periodo 2000-2009, el crecimiento medio nacional del PIB fue del 2,32 por ciento. Diez comunidades superaron o igualaron ese registro, con Extremadura y Murcia a la cabeza con crecimientos medios del 2,79 por ciento en ambos casos, frente a Baleares (1,66%).

El saldo vivo de la deuda autonómica creció el 26,5%

Por su parte, el Banco de España ha informado de que el saldo vivo de la deuda pública emitida por las Comunidades Autónomas ascendió a 41.352 millones de euros en 2009, un 26,5 por ciento superior al de un año antes cuando la cifra se situó en algo más de 32.000 millones de euros.

Este incremento es muy superior al experimentado en 2008, que apenas superó el 4%. Del total de saldo vivo, 36.806 millones correspondieron a obligaciones y deuda no negociable, 3.117 millones a valores en monedas distintas del euro y 1.429 millones a valores a corto plazo.

Además, el saldo de deuda pública de las empresas públicas en España alcanzó en 2009 los 15.416 millones de euros, el 20,8% más que un año antes.

Por comunidades, Cataluña fue la que presentó un mayor saldo anotado, con 13.147 millones de euros, el 32,3% más que los 9.931 millones de 2008, de los cuales 11.701 correspondieron a obligaciones y deuda no negociables, 737 a valores a corto plazo y 709 a valores en monedas distintas al euro. Inmediatamente por detrás de Cataluña se situó Valencia, con 7.149 millones de euros, lo que representa un incremento del 29,2% respecto al año anterior. Un año antes la deuda pública de esta comunidad se redujo en un 7,8%.

En tercera posición figura Andalucía, cuya deuda pública emitida ascendió el año pasado a 6.579 millones de euros, un 22,6% más que en 2008. También en este caso la mayor parte (5.777 millones de euros) correspondió a obligaciones y deuda no negociables, 499 millones a valores en monedas distintas y 303 a valores a corto plazo.

El saldo en circulación de la Comunidad de Madrid ascendió a 5.326 millones, el 26,4% más que en 2008, de los cuales 4.587 fueron en obligaciones y deuda y 739 millones en valores en monedas distintas al euro.

Por lo que respecta al resto de comunidades autónomas, Galicia emitió 2.645 millones; Castilla y León, 1.148 millones; Canarias, 1.106 millones; Castilla La Mancha, 1.029 millones; Aragón, 873 millones; País Vasco, 825 millones; Baleares, 580 millones; Navarra, 660 millones, y Murcia, 284 millones.

Según el Boletín Estadístico del Banco de España, la deuda pública de las autonomías creció el año pasado un 26,5% hasta alcanzar 86.260 millones de euros, en tanto que el ratio de la deuda en relación con el PIB fue del 8,2%, por encima del 6,3% que representaba un año antes.