Antequera acoge la Copa del Rey de Balonmano 2010

El BM Ciudad Real lucha contra la crisis para seguir siendo el mejor equipo del mundo

El Balonmano Ciudad Real, que ha visto recortado su presupuesto en casi un 50% esta temporada, busca extender en la Copa su triunfal racha en Liga Asobal, donde se mantiene invicto desde septiembre de 2008 y continuar alimentando su leyenda de equipo imbatible.

El club, que a comienzos del año 2000 comenzó su despegue hacia la élite del balonmano internacional, ha sabido sobreponerse a una brusca reducción presupuestaria motivada por la crisis económica -de los 6 millones del pasado ejercicio a un presupuesto de entre 3 y 3,5 millones de euros este año- y a la salida de algunos de sus mejores jugadores, manteniendo la máxima exigencia en el ámbito deportivo. Esta temporada acumula 21 triunfos en la Liga en otras tantas jornadas, al igual que en Europa, donde hasta la fecha también ha conseguido un pleno de victorias.

La exigencia del club, que se mantiene a pesar del recorte económico, ha sido impulsada por su presidente, el empresario manchego Domingo Díaz de Mera, que desde que se hiciera cargo de la presidencia hace más de diez años no ha cejado en su empeño de situar Ciudad Real en el plano internacional. Este año, como reconoce Luis Miguel López, director general del club desde el año 2007 e histórico comentarista de TVE, "el esfuerzo del presidente ha sido fundamental, ha hecho lo necesario para no renunciar a los objetivos de los últimos años". Un reconocimiento que hizo extensible la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, al situar al club como su mejor embajador el pasado día 15 en el acto de entrega de la medalla de oro de la ciudad al club manchego.

En el ámbito deportivo, el club ha conseguido sobreponerse a esas dificultades económicas y mantiene su áurea victoriosa. López explica que la clave de este equipo se encuentra "en la motivación y el hambre de victoria que el entrenador, Talant Dujshebaev, ha sabido inculcar a la plantilla. El secreto de este equipo es Talant".

Dujshebaev, considerado uno de los mejores jugadores de la historia, llegó al club en el año 2001 y cogió las riendas del banquillo manchego en 2005. En esos cuatro años, el club se ha alzado con tres Copas de Europa y otras tantas ligas. Según Talant, "el secreto es el vestuario, afortunadamente cuento con grandes profesionales y excelentes personas. Se sienten parte de un equipo, estamos pendientes de sus necesidades, de sus preocupaciones, como una gran familia, y eso luego da sus frutos".

López remarca el trabajo psicológico del entrenador "a su manera es un magnífico psicólogo, por eso no contratamos a un profesional pese a planteárnoslo. Tiene capacidad de sobra para manejar un grupo en el que todos son amigos y se llevan de maravilla". Esa implicación y unidad, explica el director general "nos ha permitido mantener el nivel de exigencia y a varias de nuestras estrellas pese a las ofertas millonarias de otros club con presupuestos que nos triplican, como el Kiel o el Hamburgo que cuentan con 11 y 12 millones o el Barcelona. Nuestro mayor presupuesto es el cariño. Además, la manera de trabajar de Talant, sus conocimientos y ejemplo, ha permitido que jugadores con ofertas increíbles no se vayan, porque quieren seguir con él".

Los preciados patrocinadores

El club ha tenido que superar esta temporada unos notables obstáculos económicos motivados por la crisis, que en un deporte como el balonmano se ha dejado sentir con crudeza. "El balonmano es lo que es... El porqué no consigue enganchar a la gente es complicado, es como la pescadilla que se muerde la cola: los patrocinadores ven que los shares en televisión no son altos y es difícil que lleven a cabo una inversión en publicidad si no acaba de convencerles, y sin esa publicidad y la cobertura de los medios, es difícil que crezca", razona López.

Precisamente, la salida de patrocinadores ha obligado a los dirigentes a un importante ejercicio de ingenio para no perder el nivel competitivo, ni los ingresos que genera la Copa de Europa. "Teníamos importantes empresas con nosotros que debido a la crisis tuvieron que afrontar serios problemas, con suspensión de pagos, que nos ha afectado mucho, especialmente en el retraso de los cobros, aunque al final con una gran dosis de imaginación hemos logrado superar la situación y salir fortalecidos", explica Luis Miguel. Entre esas dosis de ingenio, "los contratos de servicios para equipación, lonas, catering, fisios y médicos, o para desplazamientos, como el que tenemos con Volkswagen, que a cambio de publicidad nos aporta 13 vehículos, han ido paliando esa rebaja presupuestaria".

Para el futuro, las aspiraciones de la entidad siguen intactas, "es muy difícil buscar nuevos patrocinadores en el balonmano, y nuestro principal rival, el Barcelona, está un poco al margen de ello porque cuenta con el respaldo económico del equipo de fútbol, que le permite fichajes como el de Rutenka por un millón de euros", indica López. Sin embargo, el propio director general recuerda que Díaz de Mera adelantó una importante noticia para el club. "Es probable que entre un nuevo patrocinador, una fuerte empresa castellano-manchega, por un importe considerable, que hará que el presupuesto vuelva a situarse en términos similares a hace tres años, lo que nos dará una gran tranquilidad, pues será un contrato largo, aunque debe ratificarse en abril".

En cuanto a la ayuda institucional, que representa en torno al 20% del presupuesto, también se ha visto afectada por la situación económica que vive el país. "Antes teníamos un convenio directo con la Junta de Comunidades, ahora la relación es la misma que con cualquier otro club de la comunidad, la aportación ha bajado, pero hacen grandes esfuerzos para cumplir con los convenios firmados". El apoyo de las instituciones y de la población ha sido fundamental para el crecimiento del club. En una ciudad de apenas 74.000 habitantes, el BM Ciudad Real cuenta con 3.200 abonados, a los que ha decidido no aplicar una subida de precios por sus localidades en los dos últimos años, porque como indica Luis Miguel, "conocemos la situación y el momento que está atravesando la gente".

A medio y largo plazo, el trabajado del entrenador, las futuras apuestas de jóvenes jugadores de gran calidad unidas a las figuras de la plantilla, el respaldo a la cantera, nuevas dosis de imaginación en la gestión, y "el ir partido a partido, sin pensar en récords", -algo en lo que Dujshebaev hace especial hincapié-, permitirá al BM Ciudad Real seguir aspirando a lo máximo e intentar prolongar su vitola de equipo imbatible.