Cambios en el comité ejecutivo

Seat releva a la cúpula en la que entra un directivo de Skoda

El presidente de Seat, James Muir, forzó el viernes cambios en el comité ejecutivo. El responsable de recursos humanos, Ramón Paredes, mantiene su cargo, mientras el comercial Jan-Henrik Lafrentz, desaparece del organigrama. Muir ha introducido por primera vez un representante de Skoda.

Cada relevo de presidente provoca un cambio del equipo directivo al cabo de unos meses. En Seat estas remodelaciones en la cúpula son frecuentes, puesto que la filial de Volkswagen ha contado con cuatro presidentes en los últimos 10 años. El último de ellos, James Muir, protagonizó el viernes su particular remodelación de hasta cuatro relevos en el comité ejecutivo, formado por seis responsables de área, además del propio presidente.

Según señalaron fuentes cercanas a la empresa, el cambio más sonoro es el del hasta ahora vicepresidente de ventas y marketing, Jan-Henrik Lafrentz, que pasará a Bentley, otra marca del grupo. El propio Muir sustituirá a Lafrentz. El presidente de Seat ha señalado en varias ocasiones que uno de los principales intereses de su gestión pasa por revolucionar el área comercial. De ahí su interés en el relevo de Lafrentz, señalaron las mismas fuentes.

También destaca la permanencia en la cúpula directiva del vicepresidente de recursos humanos, Ramón Paredes, el único español, que ha resistido el paso de varios presidentes, puesto que accedió al cargo en noviembre de 2003. La compañía declinó valorar estos cambios ni detallar otros relevos en el comité ejecutivo. Sin embargo, trascendió que el hasta hora vicepresidente de finanzas, Dieter Seeman, se situará en el área de compras, en sustitución de Ralf Brandstätter. Este último será nombrado responsable de compras del grupo Volkswagen.

Nadie de Mazda

James Muir ha mantenido la tradición de trasladar a Seat representantes del grupo alemán, sin incorporar a nadie de su anterior etapa en Mazda. En este sentido, ha nombrado por primera vez a un miembro de la filial Skoda. En concreto, ha fichado al responsable de finanzas de esta marca, Holger Kintscher, que se incorporará a partir de abril para desempeñar la vicepresidencia de finanzas.

Las mismas fuentes indicaron que la entrada de un miembro de Skoda en la cúpula de Seat supone un dato significativo, teniendo en cuenta la recurrente batalla de las dos filiales en una gama de producto similar dentro del grupo alemán.

Un año de retraso para negociar el convenio

Después de casi un año de interinidad en el equipo directivo, que se inició con el anuncio realizado en mayo de 2009 por parte del anterior presidente, Erich Schmitt, de abandonar la empresa en septiembre, los sindicatos esperan que la nueva cúpula afronte la negociación del convenio colectivo, prorrogado en septiembre de 2008. Desde entonces, la compañía ha mantenido la aplicación de varios expedientes de regulación de empleo temporales. La última de las reorganizaciones se saldó en enero pasado, cuando la compañía pactó el recorte de 300 empleos, con la posibilidad de reingreso en 2011 con la condición de que sigan cursos de formación. Seat contabilizó pérdidas de 339 millones en 2009, según la contabilidad alemana.