Competencia por el liderazgo mundial

H&M recorta distancias con el grupo de Zara

La sueca acerca sus ventas con la mitad de tiendas

Los dos gigantes textiles, H&M e Inditex, recrudecen su guerra por el primer puesto a nivel mundial en volumen de ventas. Aunque la dueña de Zara sigue ostentando la primera posición en esta categoría, la distancia que separa a los dos primeros competidores es, a cierre de 2009, menor que el ejercicio anterior.

En 2008, Inditex facturó 2.353 millones más que la textil sueca, cuando la gallega ingresaba 10.407 millones. En 2009, esta diferencia se ha reducido hasta los 679 millones de euros pese a que sus ingresos han crecido hasta los 11.084 millones. Y es que la empresa nórdica ha incrementado sus ingresos en el año un 14,5%, hasta los 10.405 millones de euros, el doble de la tasa de crecimiento de las ventas registrada por la dueña de Zara. Los buenos ingresos se deben, por ejemplo, a una política de rebaja de precios más agresiva que Inditex.

Esta brecha se acentúa si se tiene en cuenta que Inditex tiene entre todas sus enseñas comerciales el doble de tiendas que su competidora sueca. La española suma 4.607 puntos de venta en todo el mundo frente a los 1.987 de H&M. Además, Inditex ha abierto más locales nuevos en el último año. La sueca incrementó su red de ventas en 246 establecimientos netos en 2009 (contemplando tanto aperturas como cierres). La empresa de Arteixo ha contabilizado 343 aperturas netas.

Inditex pierde terreno en el beneficio neto y gana 367 millones menos que la sueca

Inditex pierde pie, además, en otra batalla: la del beneficio. La sueca vuelve a encabezar el ranking de las empresas de distribución textil con mejor resultado. De hecho, aumenta distancias.

H&M obtuvo un beneficio neto en 2009 de 1.681 millones de euros, un 7% más que el año anterior. Inditex ganó 1.314 millones de euros, lo que supone 367 millones menos que la ganancia de la empresa de Estocolmo.

Y eso pese a que supera las perspectivas de los analistas, que preveían que la enseña española estancara sus beneficios. Pero la empresa presidida por Amancio Ortega ha logrado aumentarlos en un 5%.

Sin desembarco americano

Aun así, las enseñas rivales no tendrán que competir en el territorio español con las renombradas marcas estadounidenses GAP y Abercrombie & Fitch. La expansión a España no está dentro de los planes inmediatos de la primera, que ha logrado un incremento del beneficio en el último año del 14% pese a una ligera caída de las ventas.

Abercrombie & Fitch lleva casi dos años tanteando la entrada en España. Crearon una filial, inscrita en el Registro Mercantil, que el desplome de su mercado doméstico ha dejado en el aire, como buena parte de sus planes de expansión. El beneficio de la estadounidense se ha hundido en el último casi en un 100%.

La japonesa Fast Retailing, entre las seis primeras marcas a nivel mundial y cuya enseña principal es Uniqlo, sí estudia previsiblemente la entrada en España. Ayer, en su presentación de resultados, sus responsables avanzaron que prevén que las ventas de fuera de Japón superen a las domésticas en cuatro años.

Ultima la anhelada venta online

Puede ser un antes y un después. Inditex prepara una presentación por todo lo alto para la que será su primera incursión en el mundo online, ya que a partir de otoño abrirá paso a la venta de los artículos de Zara en la red. En un primer momento, se limitará exclusivamente a sus seis principales mercados europeos: España, Alemania, Francia, Italia, Portugal y Reino Unido. Pero no tardará en dar el salto a otros países. En ella, Inditex tratará de replicar la experiencia de venta de sus tiendas. Pablo Isla no cree que el grupo llegue tarde a la venta online, donde ya están presentes rivales como H&M. "Llegamos en el momento oportuno, hay muchísima expectación", recalcaba sin dar detalles sobre cómo será la web. El consejero delegado de la textil también puso de relieve los otros movimientos de Inditex en el mundo digital. Por ejemplo, una aplicación para conocer las novedades de Zara en dispositivos móviles, que tiene éxito, sobre todo, en EE UU.