"Que no puede demorarse"

Conthe apoya la subida del IVA como parte de un ajuste fiscal

El ex presidente de la CNMV Manuel Conthe defendió hoy la subida del IVA en el marco de un ajuste fiscal "que no puede demorarse", y que "exige algunas subidas de impuestos", por lo que lo consideró un acierto del Gobierno, "aunque tenga efectos contraproducentes a corto plazo". En este sentido, aseguró que el Partido Popular "tiene la credibilidad tan mermada como el propio Gobierno" al "descalificar sistemáticamente" cualquier iniciativa que éste presente, lo que a su vez "resta credibilidad a aquellas críticas que sí están fundadas"

Durante su intervención en un foro organizado por la Asociación de Marcas Renombradas de España, Conthe consideró el déficit presupuestario estructural, la reestructuración del sistema financiero y la pérdida de competitividad en ciertas empresas como "los principales problemas del Estado", admitiendo su responsabilidad "por no haber alertado de estos errores larvados" durante su etapa como presidente de la CNMV.

Asimismo, subrayó que España "no estaba preparada institucionalmente" para entrar en el euro, por lo que "ahora hay que llevar a cabo la flexibilización de la economía, que debería haberse producido antes de entrar". Además, criticó que Alemania "tiene una visión muy estrecha", por lo que "no sabe asumir las obligaciones de un líder regional". Por su parte, el presidente de Vueling, Josep Piqué, destacó que la Unión Europea "ha hecho una unión monetaria, pero no económica", y defendió la generación de empleo y la creación de nuevas empresas como la mejor manera de incrementar la recaudación, en lugar de acudir a la vía impositiva.

Por su parte, el director de IESE en Madrid, Juan José Toribio, apuntó la necesidad realizar medidas "políticamente incorrectas" para mejorar la eficiencia, como la privatización de Renfe y de la gestión de los aeropuertos y puertos; la venta de RTVE y las televisiones autonómicas; la nacionalización de ciertas cajas para su posterior conversión en sociedades anómimas y venta; la conversión de autovías en autopistas de peaje; la introducción del 'copago' en el sistema sanitario; la eliminación de las subvenciones al cine, al carbón y a las energías renovables; el retraso en la edad de jubilación o el establecimiento de techos de gasto para las CCAA.

A este respecto, Piqué afirmó que "se queda con prácticamente todas" estas propuestas, aunque deben realizarse "de forma gradual" para "ir sacudiendo a la economía". Particularmente, el ex ministro incidió en la necesidad de abordar la privatización de los aeropuertos y Renfe, así como la eliminación de las ayudas a la industria del carbón.