Privatización de empresas públicas

Portugal venderá parte de EDP y Galp para reducir su déficit

El Estado portugués pretende ingresar este año 1.200 millones de euros con la privatización de empresas públicas y la venta de participaciones en grandes compañías como Galp, EDP o TAP. Según el Programa de Estabilidad y Crecimiento (PEC), cuyos detalles se divulgaron ayer, el Ejecutivo socialista pretende reducir el déficit público con unas privatizaciones que aportarán al Estado 6.000 millones entre 2010 y 2013.

Así, el Gobierno de José Sócrates prevé vender títulos de empresas en las que el Estado ejerce diversos tipos de control a través de la mayoría del capital o de participaciones con privilegios especiales. Además, contempla desinversiones parciales de las participaciones en la petrolera Galp (en la que posee el 8%), la eléctrica EDP (25%), Red Eléctrica Nacional (51%) o la aerolínea TAP (100%). El plan también contempla la privatización de Aeropuertos de Portugal, que controla las terminales aéreas lusas, como condición para la ejecución del futuro aeropuerto de Lisboa.

Otro de los planes del Gobierno pasa por vender todas las acciones del Estado en el banco BPN (del que posee el 100%), la papelera Inapa (32,7%), la ingeniería de software Edisoft (60%), la empresa de tecnología EID (38,57%), el holding de empresas portuguesas de defensa Empordef (100%) y la Sociedad Portuguesa de Emprendedorismo (81,1%).

El déficit de las cuentas públicas portuguesas, que acabó 2009 en el 9,3%, debe bajar en 2010 al 8,3%, en 2011 al 6,6% y después seguir un descenso paulatino que lo situé en 2013 en el 2,8%, por debajo del 3% que exige la UE.

Privatizaciones

El Estado portugués es propietario del 8% de la petrolera Galp, además del 25% de la eléctrica EDP. Tiene previsto deshacerse de parte de estas participaciones.

El Gobierno prevé ingresar 1.200 millones este año con estas operaciones.