Acusa a Rajoy de demagogo

Zapatero: El PP critica el alza del IVA, pero sube las tasas en sus CC AA

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó hoy de demagogo al líder de la oposición, Mariano Rajoy, por criticar la decisión del Ejecutivo de subir el IVA cuando en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, gobernados por el PP, las tasas han subido hasta el 20%.

El presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hoy en el Congreso, donde fue preguntado por la subida del IVA.
El presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hoy en el Congreso, donde fue preguntado por la subida del IVA.

Así respondió el presidente a una pregunta de Rajoy, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, sobre si considera sólidas las razones que han llevado al Gobierno a imponer a los españoles una subida del IVA.

Zapatero reprochó a Rajoy que se "ha callado" ante el aumento de impuestos en las comunidades donde gobierna el PP y subrayó que para el Gobierno lo responsable ante la crisis y la caída de ingresos es mantener las políticas sociales, de protección por desempleo, más ayuda a la dependencia y a las familias o el incremento de becas. De igual manera, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó en una entrevista en Antena 3 que la "suave" subida del IVA es una medida "colectiva y solidaria", porque permitirá mantener las prestaciones sociales, y consideró que el PP actúa de forma "irresponsable y superficial" al oponerse a ella.

En el Congreso, Rajoy calificó la subida del IVA de "insolidaria, injusta, contraproducente e ineficaz". Es insolidaria, dijo, porque afecta a los españoles de rentas más bajas, como pensionistas o parados, que dedican casi todos sus recursos al consumo, y es injusta porque los ciudadanos tendrán que pagar los errores del Gobierno por el descontrol de las cuentas públicas.

Es "contraproducente", prosiguió el líder del PP, porque subir el impuesto al consumo cuando éste no se recupera es un "auténtico disparate" y es ineficaz porque no va a suponer, necesariamente, un aumento de la recaudación, y además, preguntó por qué "se empecina" en mantener el error.

El presidente del Gobierno respondió que las razones que aconsejan la subida del IVA son "sólidas", como, según recordó, manifestó ayer el comisario de Economía de la UE. Por ello, le dijo a Rajoy que no "invocara" a la Comisión Europea "a no ser que no haya leído al comisario, quien ha dicho que es adecuado y no afectará al crecimiento económico".

"Lo que no es sólido ni aceptable", prosiguió Zapatero, es que "mantenga silencio frente a lo que ha hecho una presidenta de su partido" en la Comunidad de Madrid que es llamar a la rebelión "palabra que no admite más interpretación que la que admite", ante una decisión aprobada por el Parlamento de España.

Rajoy respondió que lo que "no es sólido es hacer demagogia" ni que los españoles tengan que pagar "sus errores". Acusó a Zapatero de haber sido incapaz de generar una política económica que genere empleo y actividad de que lo único que ha hecho es gastar, "una política que lleva inevitablemente a la subida de impuestos".

Dijo que de la zona del euro sólo España y Grecia subirán el IVA el próximo año, lo que perjudicará a diversos sectores y especialmente al turismo y, recordó que en Francia, país competidor en materia turística, se ha bajado el IVA en hoteles y restaurantes. Zapatero contestó que "lo que es demagogia es hablar aquí hoy de la subida del IVA cuanto el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid suben tasas al 20 por ciento "y usted se ha callado".

También calificó de "demagogia, cuando no decir falsedad" cuando habla de lo que ha ocurrido con el IVA en la mayoría de los países europeos donde España, con un alza del 18% "estará a la cola, porque la media está en el 20%". En cuanto a Francia, Zapatero explicó que lo que ha hecho es situar el IVA "exactamente "en el mismo punto que tiene España, el 19,6%.

El ICO ha dado 36.800 préstamos

Por otro lado, Zapatero, anunció hoy que el Gobierno ha concedido entre enero y febrero 36.800 préstamos a empresas, autónomos y familias por un importe superior a los 1.300 millones de euros. En respuesta al portavoz parlamentario de ERC, Joan Ridao, Zapatero señaló que en 2009 el ICO ha concedido créditos por valor de 20.000 millones de euros, y ahora se plantea el "esfuerzo excepcional y extraordinario" de otorgar préstamos directos de hasta 200.000 euros a "proyectos viables", asumiendo el 100% del riesgo.

El jefe del Ejecutivo explicó que el ICO es la herramienta con la que cuenta el sector público para paliar los impactos de la crisis financiera, que es ante todo una "crisis de crédito" en pymes y autónomos, y aseguró que la idea de conceder créditos directos, presentada en el contexto de los pactos de Zurbano, "contribuirá de manera importante" a este objetivo.

Por su parte, Ridao replicó a Zapatero que potenciar el ICO como una "banca pública" es una idea "que está muy bien, pero supone la constatación del fracaso del Gobierno a la hora de obligar a la banca a abrir el "grifo del crédito".

"No vamos a incitar a la rebelión contra las bancas, ahora que son las condesas las que hacen eso", señaló Ridao en alusión a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, pero quiso "levantar la voz" para exigir "más esfuerzos y menos beneficios" a la banca.

En este sentido, lamentó que las cinco principales entidades financieras se jacten de haber obtenido 16.000 millones de euros en beneficios en 2009, mientras el Gobierno les dio 100.000 millones en ayudas para garantizar su solvencia.

Las medidas de apoyo a la banca han dado resultado

Zapatero respondió que las medidas públicas para garantizar la solvencia del sistema financiero "han dado buen resultado" y conviene tener un sistema financiero solvente "capaz de generar crédito", aunque admitió que "ambas cosas son difíciles en una crisis como la que hemos tenido".

En cualquier caso, señaló que está dispuesto a estudiar nuevas medidas, algunas incluidas en la futura Ley de Economía Sostenible, como fomento de políticas de buen gobierno corporativo, transparencia y gestión del riesgo, así como el endurecimiento de la tributación de las retribuciones, en sintonía con las medidas estudiadas en la comunidad internacional.