Lealtad, 1

La Fed y el deseo de los inversores

Se esperan pocas sorpresas en la reunión de hoy de la Reserva Federal en la que se decide sobre los tipos de interés. O más bien el mercado desea que no haya sorpresas. Se da por hecho que el Comité de Mercados Abiertos de la Fed va a mantener los tipos de interés en esa horquilla imposible de entre el 0% y el 0,25%. Es pronto aún para realizar movimientos monetarios cuando la economía aún da signos débiles de recuperación y, sobre todo, cuando la inflación no es por el momento un motivo de preocupación.

Pero al margen de que los tipos se mantengan en los niveles actuales, es interesante fijarse en otros factores que puedan dar pistas sobre el futuro de la política monetaria. Uno de ellos es el mensaje que mande al mercado Ben Bernanke.

Afortunadamente Bernanke no es tan críptico como lo fue su antecesor, aunque tampoco es fácil extraer conclusiones sobre cuál será su próximo movimiento.

En las reuniones de los últimos meses el mensaje ha sido similar, con pocos cambios. A saber: que la inflación se mantendrá bajo control durante un tiempo; que las condiciones económicas garantizan por el momento un escenario de tipos bajos, y que la actividad economía está recuperándose.

Dicen los expertos que cualquier modificación en algunos de estos mensajes puede sentar mal al mercado. Porque se espera que los tipos suban en algún momento, pero se tiene la fe de que se produzca más bien a finales de año, si no más tarde.

Otra señal que conviene no perder de vista es la votación de los miembros del comité. Porque aunque se vote por mayoría el mantenimiento de los tipos, puede haber miembros díscolos que voten en contra. No es lo mismo que el voto sea unánime a que sea más ajustado. En todo caso, suceda lo que suceda hoy, más le valdría al mercado empezar a considerar que tener unos tipos al 0% es algo anormal, y que antes o después habrá que lidiar con un cambio de escenario.