Se ralentiza su lanzamiento comercial

El 'superavión' A-380 tuvo pérdidas de 800 millones en 2009

El A-380, el superavión de Airbus, está muy lejos de ser rentable para Airbus. Según desveló ayer el diario económico francés La Tribune, citando fuentes de la compañía, el programa registró unas pérdidas cercanas a los 800 millones de euros en 2009.

El fabricante aeronáutico no termina de poner fin a los problemas de producción que lastran al superjumbo desde su nacimiento, lo que está ralentizando su lanzamiento comercial. Las dificultades se tradujeron en impacto negativo en las cuentas de EADS, la matriz de Airbus, de 240 millones de euros, según se hizo público la semana pasada.

Los planes de Airbus respecto al número de unidades del avión que iba a poder entregar a sus clientes cada año se han ido revisando a la baja paulatinamente. Tras reorganizar todo el programa en 2006, en mayo de 2008 el fabricante aseguró que podría colocar en el mercado un total de 21 unidades del A-380 para 2009. A principios del año pasado, sin embargo, su objetivo se redujo a 18 aviones. La realidad es que el ejercicio se cerró con sólo diez entregas.

Para 2010, los primeros cálculos de la compañía hablaban de 25 unidades, algo que ya no parece factible, puesto que se trata, prácticamente, el mismo número de superaviones que Airbus ha sido capaz de entregar desde octubre de 2007 hasta la actualidad. Ahora se estima que las entregas para este año rondarán las 20 unidades.

Los continuos problemas que atraviesa el programa ponen sobre la mesa otra cuestión: ¿el A-380 llegará a ser rentable en algún momento? Cuando lanzó el programa en el año 2000, el fabricante aeronáutico fijó en 250 entregas el punto de equilibrio del proyecto. En 2006, los responsables de la compañía dijeron que el break even se alcanzaría con las 420 unidades. Ahora, ya no hay cifras oficiales.

Ventas del a-400M

EADS podría vender medio millar de unidades del A-400M, su avión de transporte militar, en los mercados de exportación en los próximos 30 años, según confirmó ayer el presidente de Airbus Military, Domingo Ureña. La mitad de las ventas serían en EE UU.