Alberto Parrondo

"Thales España debe duplicar su peso exportador"

La filial española del grupo tecnológico y de defensa pretende duplicar el peso de sus exportaciones en tres años, algo que servirá para reducir el impacto de la crisis. Además, reforzará sus áreas de defensa y aeroespacial parar acelerar su crecimiento.

"Thales España debe duplicar su peso exportador"
"Thales España debe duplicar su peso exportador"

Madrileño, de 45 años, licenciado en Matemáticas, Alberto Parrondo preside Thales España desde 2008, tras trabajar para Banco Santander, la OTAN y, durante ocho años, para la sociedad pública Isdefe.

Sus planes pasan por acelerar el crecimiento de Thales en España ampliando la presencia de la empresa en mercados exteriores como Latinoamérica y Oriente Próximo y por elevar de forma significativa la importancia de los negocios de defensa y de aeronáutica y espacio.

THALES 94,26 -0,05%

¿Cuál ha sido su balance económico en 2009?

En menos de un mes presentaremos resultados, por lo que no puedo entrar en muchos detalles. Pero sí puedo decir que 2009, a pesar de que ha sido complejo para todos, hemos conseguido salvarlo como un año positivo para Thales en España. Hemos cerrado un buen año, demostrando una madurez suficiente como país. Pero no oculto que, como todos, hay áreas de actividad en las que hemos sufrido más la crisis.

En algunos casos, el año ha ido especialmente bien, como en el área espacial, donde hemos tenido los mejores resultados en los 20 años de historia que llevamos implantados en España. También ha sido un muy buen año para nuestra parte de señalización y telecomunicaciones. Pero hemos sufrido con especial dureza la crisis en las áreas de consultoría y desarrollo de software, de sistemas e infraestructuras de seguridad y, sobre todo en términos de pedidos, en defensa.

Pero ¿han cumplido sus objetivos de ventas y nuevos contratos?

Creo que hemos hecho un gran año en términos de ventas y un gran año en el resultado de caja, que es una de las magnitudes de cómo se financia el grupo que más estamos vigilando ahora.

¿Qué peso tienen las distintas áreas de negocio de Thales España en la actualidad?

No hemos cambiado mucho el mix de venta desde que yo me incorporé en 2008. Estamos más o menos en los mismos porcentajes: 10% en defensa, 15% en aeroespacial y 75% en seguridad. Y creo que esto no es poco teniendo en cuenta las dificultades de 2009. Pero no responde a la estrategia que nos habíamos propuesto, de acercarnos al reparto que hay en el grupo. Un 50% de nuestra cifra de negocio debería estar orientada al ámbito de defensa, una cuarta parte al ámbito de infraestructuras críticas y la otra cuarta parte, a aeronáutica y espacio. Creo que en todas las áreas hay suficiente tracción en España como para poder abordarlo.

Además es razonable pensar que Thales pueda crecer ayudando a sus clientes a financiar aquellas operaciones que, por su naturaleza, requieren de una inversión importante inicial pero que tienen un ciclo de vida largo. Nos gustaría poder incorporar a España el modelo de colaboración público-privada que hay en Europa tan pronto como se desarrolle la nueva reglamentación y se complete el marco legislativo actual.

¿Qué impacto va a tener sobre estos planes el recorte en los presupuestos del Ministerio de Defensa?

Este es un hecho que nos preocupa a todos. Pero parte de nuestra estrategia consiste en diversificar el riesgo cliente. Y eso implica una diversificación funcional, en cuanto a los mercados a los que queremos acceder, y una diversificación geográfica. En 2009 hemos desarrollado, con éxito, una estrategia de acudir a otros mercados donde tienen menos restricciones presupuestarias. Es la única oportunidad que tenemos ahora en el sector. Contamos con cierto nivel de cartera que nos protege pero debemos acudir a los mercados internacionales desde España.

¿Qué peso tiene la exportación en Thales España?

En el conjunto, estamos hablando de un 15% de nuestra cifra de negocio. Lo que es razonable es que, en los próximos tres años, seamos capaces de llegar a un 25-30% de mix de ventas al extranjero. En espacio ya tenemos una muy fuerte actividad exportadora, por encima de la mitad de las ventas y en algunos casos hasta el 80%-90%. Y este criterio también debe afectar a aeronáutica y, por supuesto, al ámbito de infraestructuras críticas.

¿Qué mercados considera claves?

Latinoamérica, que es una región interesante con ventajas para España, como el idioma o la cercanía histórica, pero también otros mercados donde ya estamos muy presentes, como es el caso turco o el de los países de Oriente Medio, donde el reflejo de la crisis ha sido menor.

El grupo refuerza el papel de las filiales nacionales

El pasado mes de diciembre, Thales anunció una nueva estructura organizativa impulsada por el presidente ejecutivo del grupo, Luc Vigneron. El nuevo esquema otorga un mayor peso a algunas de las filiales nacionales y supone que Thales España reportará directamente a Blaise Jaeger, uno de los dos vicepresidentes responsables del mercado internacional.

"La nueva organización reconoce que hay la madurez suficiente en algunos países, entre los que se encuentra España, que es el sexto mercado a nivel mundial para el grupo, y nos confía el desarrollo de toda su estrategia en el país", señala Alberto Parrondo.

Dentro de su tarea de estudiar cualquier oportunidad de crecimiento, Parrondo no descarta que Thales España tome participaciones en empresas clave, como ya sucede en Amper Programas (49%), SAES (49%) o Indra Espacio (49%). "Son participaciones de mucho valor y de las que estamos muy contentos", explica.

En cuanto a programas concretos en los que basar ese crecimiento, el presidente de la compañía destaca, en el área de espacio, su intención de conseguir a medio plazo la capacidad de desarrollo completo (desde el diseño hasta la integración) de una carga útil para satélites, algo que sería pionero en España.

En el área de defensa, sus prioridades son participar en el programa del nuevo blindado 8x8 del Ejército y en el mercado de vehículos no tripulados, sobre todo aviones. En el negocio de infraestructuras críticas, sus planes incluyen crecer más en España en lo referente a seguridad de instalaciones petrolíferas.