Informe semestral de la economía española

Caixa Catalunya prevé un ajuste a la baja de los precios de la vivienda en 2010

Los precios de la vivienda en España mantendrán en 2010 el proceso de ajuste a la baja, según las previsiones del servicio de estudios de Caixa Catalunya, que, además, ha apuntado que el esfuerzo de los españoles para acceder a una vivienda en términos de renta se mantiene en niveles de 2006.

Caixa Catalunya presentó hoy en Sevilla el último informe semestral de la economía española, y el coordinador de dicho estudio y catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver, aseguró que el proceso de ajuste de esta actividad está dificultando la recuperación económica.

Sostuvo que la tendencia bajista de los precios de las viviendas continuará este año y, en este sentido, destacó que el esfuerzo para acceder a una vivienda en España se mantiene en niveles altos, a pesar de que los precios han bajado en los dos últimos años, por lo que pronosticó que en 2010 se mantendrá el ajuste a la baja.

Ha corroborado que en Andalucía la caída del sector inmobiliario a raíz de la crisis económica ha sido más dura que en España porque fue una de las comunidades donde este sector tuvo un mayor desarrollo.

Asimismo, ha indicado que Andalucía saldrá uno o como máximo dos trimestres más tarde de la crisis que España, ya que también entró más tarde en recesión, ha aducido.

El servicio de estudios de Caixa Catalunya prevé que la economía española se contraiga este año el 0,4 por ciento, si bien en el primer o en el segundo trimestre experimentará crecimientos intertrimestrales, en tanto que el consumo privado se estabilizará en 2010 en relación al año pasado.

La crisis deja "grandes heridas en el mercado de trabajo" y en 2010 esta entidad financiera calcula que la destrucción de empleo concluirá en la última parte de este año, si bien el sector servicios registrará una "suave creación" de empleo a finales de 2010 o principios de 2011.

Según este catedrático de Economía Aplicada, "la crisis está a punto de finalizar en España", aunque, no obstante, auguró que hasta el año 2016 ó 2017 no se recuperará el nivel de empleo de 2007, con 20,5 millones de ocupados en España.

Este año acabará con 18,5 millones de ocupados tras una pérdida de unos dos millones de empleos desde el tercer trimestre de 2007 y la tasa de paro se situará en 2010 en el 18,5 por ciento.