Miguel Ángel Jiménez-Velasco y Luis Enrique Pizarro. Secretario general y director de auditoría de Abengoa, respectivamente

"La certificación externa no es un fin, sino un medio"

Abengoa ha elevado a un alto grado su compromiso con la transparencia y el buen gobierno. Según sus directivos, es la primera empresa cotizada en conseguir un informe de verificación independiente de aseguramiento razonable sobre el informe de gobierno corporativo, la primera en España en conseguirlo en el informe de RSC; la primera en España "y posiblemente en Europa", dice Jiménez-Velasco, que ha auditado externamente el diseño de su sistema de gestión de riesgos. También es pionera en someter a verificación con aseguramiento razonable su informe de emisiones de gases de efecto invernadero. "De hecho, hemos dejado de trabajar con algunos proveedores porque o bien no nos suministraban sus datos de emisiones o porque éstas eran muy elevadas", afirma Pizarro. "Somos además la única empresa europea que ha implantado voluntariamente la ley Sarbanes-Oxley (SOX)", indica Jiménez-Velasco.

¿A qué responde esta política?

Luis Enrique Pizarro. La transparencia y el rigor es uno de los pilares de nuestra estrategia. Queremos que la certificación externa sea un reflejo del sistema de gestión que tiene la compañía. Esto no es un fin, sino un medio. Por ejemplo, en el caso de SOX esto nos permite crecer con seguridad. Hace cinco años la compañía registraba 2.000 millones de euros en ventas y en 2009 hemos superado los 4.100 millones. Hace cinco años contábamos con unas 220 sociedades y 11.000 empleados y actualmente somos más de 600 sociedades y 23.000 empleados. SOX nos está permitiendo crecer con seguridad e integrar las compañías de una forma más fácil. De tal forma, que toda la información financiera que se genera en una compañía pasa por una serie de procedimientos de control que nos asegura que sea fiable.

"España está madurando, quizá a marchas forzadas"

¿Pueden abundar en los resultados prácticos de su aplicación?

Miguel Ángel Jiménez-Velasco. Nosotros hemos querido que todos los contenidos que tienen que ver con las cuentas anuales de Abengoa, cuantitativos, cualitativos, de apoyo o complementarios, estén verificados por externos. También el informe de gobierno corporativo que se envía a la CNMV o la manera de funcionar la comisión de auditoría. Así el mercado puede fiarse de esa información, que es veraz, completa, fiable y transparente.

Pizarro. Nuestra peculiaridad es que somos los primeros en obtener un informe de verificación de aseguramiento razonable. Es el máximo nivel de aseguramiento que puede dar un auditor.

Jiménez. Con un añadido adicional y es que toda esa información se adecua a la normativa de la CNMV.

¿Cómo trasciende esta política en el desarrollo de la empresa?

Pizarro. Nos aporta valor porque nos ayuda a mejorar internamente. La organización está totalmente involucrada. Se han reforzado los sistemas de control y los procesos de elaboración de información a nivel interno.

Jiménez. Estos informes son totalmente voluntarios. La CNMV recomienda someter a auditoría externa el sistema de control interno de elaboración de la información financiera, y en este punto nos hemos adelantado.

Pizarro. Llevamos ya tres años con SOX. En nuestra filial Telvent, que cotiza en el Nasdaq, hemos implantado estos procedimientos y los hemos trasladado al resto del grupo. Podemos decir que en Abengoa y sus cinco grupos de negocio cumplimos los mismos requerimientos de control interno que se exigen a las empresas que cotizan allí. Esto nos ayuda a crecer con seguridad.

¿Qué exigencias requieren?

Pizarro. El mantenimiento anual tiene un nivel de exigencia elevado, lo que pasa es que en Abengoa hay un excelente equipo de profesionales altamente identificados con el proyecto.

¿Cómo sitúan estas iniciativas a la empresa en el campo exterior?

Jiménez. Aunque todos estos estándares no sean obligatorios hoy por hoy, el mercado te lo va pidiendo.

Pizarro. Sin ellos no hubiéramos tenido las tasas de crecimiento obtenidas, con doble dígito desde hace diez años y duplicando tamaño cada cuatro años. Al estar, también, en tantos países, un mismo estándar nos ayuda a facilitar la homogeneización de los procedimientos.

¿Cómo está España en esta área?

Jiménez. Está madurando en buen gobierno, quizá a marchas forzadas, hasta encontrar el punto de equilibrio.

Autoevaluación del desempeño del comité de auditoría, lo nuevo

Los proyectos se acumulan en Abengoa. Pizarro señala que en buen gobierno pretenden avanzar, a medio plazo, hacia un modelo de autoevaluación del desempeño del comité de auditoría y "en RSC trabajamos en un plan integral de actuaciones en distintos países y de mejora de la comunicación con nuestros grupos de interés".

A su vez, Jiménez anuncia que quieren ir hacia un tipo de verificación de aseguramiento razonable, conforme a los principios de la AA 1000. "En gestión de riesgos, estamos culminando la implantación de un modelo de cuantificación del impacto potencial que pueden tener los riesgos de negocio. Todo ello sin descuidar el proyecto de implantación del nuevo ERP-SAP en el resto del grupo".