El fisco pierde 100.000 millones de dólares al año

EE UU prepara medidas para combatir la evasión tributaria fuera de sus fronteras

Estados Unidos prepara un plan de medidas para reforzar su lucha contra la fuerte evasión tributaria a nivel extraterritorial que causa pérdidas al fisco de cerca de 100.000 millones de dólares al año, dijeron hoy expertos en una conferencia sobre prevención de lavado de dinero.

La evasión tributaria a través de los llamados paraísos fiscales es uno de delitos que ha afrontado el Gobierno en los últimos años ante la ocultación de fortunas por parte de acaudalados ciudadanos estadounidenses.

Para frenar esta tendencia las autoridades elaboran un anteproyecto de ley que establece el cobro de un impuesto del 30 por ciento a los bancos extranjeros que no divulguen los nombres de sus clientes de Estados Unidos de los que se sospechen tales prácticas.

La medida fue comentada hoy por Laura Stuber, consejera del subcomité permanente de investigaciones del Senado estadounidense en la Décimo Quinta Conferencia Internacional de Prevención de Lavado de Dinero, organizada por la publicación MoneyLaudering.com, con asistencia de unos mil participantes de varios países y que se celebra en Hollywood.

Stuber dijo que el abuso de la evasión extraterritorial "cuesta al fisco estadounidense unos 100.000 millones de dólares al año" y está en marcha "un esfuerzo" por parte de EE UU de "combatir el lavado de dinero".

La abogada participó en el panel que analizaba las implicaciones internacionales de la aplicación de la ley sobre la evasión tributaria, en el que expertos mencionaron que los casos del banco suizo UBS y del LGT Bank atrajeron la atención sobre el papel de las entidades financieras "off shore" en ayudar a sus clientes a esconder sus cuentas bancarias.

En el caso del UBS, dicha entidad logró un acuerdo extrajudicial con el Gobierno de Estados Unidos en agosto del 2009 mediante el cual se comprometió a divulgar los nombres de clientes estadounidenses con cuentas secretas 'off shore' y las autoridades de este país lograron llevar a juicio a varios de ellos por eludir impuestos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó al UBS, el mayor banco de Suiza, de conspirar para ayudar a clientes estadounidenses a esconder sus cuentas bancarias del Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés).

Suiza es uno de los mayores mercados de administración de fortunas mediante la banca privada con cerca de 2,5 billones de dólares en activos bajo administración, según datos de la industria bancaria internacional.

Stuber hizo un recuento de otras investigaciones que se han realizado como los casos de la empresa Enron que, según las autoridades, utilizó 900 compañías en paraísos fiscales para no pagar impuestos y el Banco Riggs de Estados Unidos relacionado con una cuenta del ex dictador chileno Augusto Pinochet.

Linda Osuna, agente especial del IRS de Tampa (Florida), destacó por su parte que esa agencia ahora no solo tiene oficinas en Estados Unidos, sino también en Europa, Suramérica y Asia, específicamente en China.

La presencia de la poderosa agencia de recaudación de impuestos en el extranjero tiene como objetivo asumir un papel más activo "de la mano de la industria bancaria para identificar a los ciudadanos estadounidenses que no cumplan con las leyes y que intentan no declarar sus tributos".

"El enfoque está en concentrarse en los individuos ricos que colocan fondos en el extranjero", advirtió Osuna.

La agente también recordó el caso del UBS y destacó que en el proceso de investigación se desarrolló un programa de divulgación voluntaria en el que los mismos estadounidenses informaron sobre sus fondos y en una segunda etapa el IRS identificó a aquellos que seguían ocultando la información.

"Es estratégico trabajar con los bancos que han implementado programas de prevención de lavado de dinero", comentó.