La ministra Garmendia desvela novedades

La nueva Ley de Ciencia pretende consolidar proyectos I+D+i con un Estatuto

El anteproyecto de Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación prevé la creación del denominado Estatuto de Joven Empresa Innovadora, una normativa que apoyará a aquellas entidades cuyo gasto en investigación y desarrollo sea al menos del 15 por ciento, con el objetivo de consolidar su actividad.

Así lo ha resaltado hoy en Valladolid la Ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, que ha acudido al acto de clausura del segundo Foro de Movimientos Sociales, organizado por las Juventudes Socialistas.

La ministra ha advertido de la necesidad de que los científicos españoles sean emprendedores, algo que facilitará y protegerá este Estatuto, que se desarrollará a partir del contenido de la ley.

Esta nueva norma sustituirá a la actual Ley de Ciencia, vigente desde el año 86, y pretende transformar el conocimiento en innovación para lograr desarrollo social y progreso económico, según Garmendia.

Entre las novedades que introduce en el marco normativo actual, se encuentra la eliminación del sistema de becas del sistema público español y su sustitución por contratos temporales con todos los derechos, entre los que se encuentran el paro y la baja por maternidad.

El anteproyecto de Ley, aprobado el pasado viernes día 12 en el Consejo de Ministros, pretende corregir el problema de la falta de movilidad de los investigadores y auspiciar su circulación por organismos públicos, universidades y el sistema privado, algo que se traducirá en la "mejora de su carrera", ha destacado.

Instaura, asimismo, un nuevo tipo de contrato para investigadores distinguidos que ambiciona captar talento de los investigadores internacionales de prestigio.

La ministra ha situado a España como la novena potencia mundial en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y ha expresado su satisfacción por el reconocimiento que sus científicos tienen por parte de sus homólogos internacionales.

Mientras Europa está "estancada", la inversión en I+D+i se ha incrementado en España el 30 por ciento durante los últimos años de Gobierno socialista, un hecho al que se debe dar continuidad, no sólo con un esfuerzo desde el ámbito público, sino también desde el privado, ha indicado.

La ministra ha apostado por que la estrategia estatal de I+D+i se desarrolle a través de la coordinación e integración entre todas las autonomías, pues dado el desarrollo que las Comunidades han realizado en los últimos años en este terreno, "no cabe el centralismo". EFE