A vueltas con la subida del IVA

Rajoy ofrece un plan de choque que reduzca déficit público y no suba el IVA

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha ofrecido hoy un "plan de choque" con cinco medidas para afrontar los problemas que genera la crisis económica, entre ellas reducir el déficit público, reestructurar el sistema financiero para que haya crédito y no subir los impuestos, especialmente el IVA.

Rajoy ha anunciado estas medidas en Feria Valencia, tras clausurar junto al president de la Generalitat y del PPCV, Francisco Camps, una convención sobre empleo, en la que ha supuesto su primera visita a la Comunitat Valenciana desde el pasado mes de septiembre.

Las otras medidas de este plan son crear un nuevo contrato que permita la contratación indefinida de los jóvenes, aunque a los sindicatos "no les guste", y luchar contra la morosidad con medidas como que el ICO descuente las facturas que las Administraciones tienen pendientes con los proveedores.

Rajoy ha instado además a Coalición Canaria y al PNV a que el próximo martes en las Cortes "se retraten" y se opongan a la subida del IVA, y ha adelantado que el PP propondrá en ese debate un IVA superreducido para el sector de la restauración y la hostelería.

El líder del PP ha reivindicado que la crisis no se arregla "ni con reuniones, ni con fotos, ni con campañas publicitarias orquestadas por organismos institucionales", sino "gobernando, decidiendo y con coraje", y que las cinco medidas "urgentes" que propone se pueden aplicar "desde mañana".

Rajoy ha manifestado que la subida del IVA "es el sablazo que el mal gobernante le pega a todos sus compatriotas que ya están muy castigados por la crisis", por lo que ha pedido al Gobierno que rectifique, y ha recordado que las tres veces que se ha subido este impuesto en España ha sido con el PSOE, "y ahora van a por la cuarta".

A su juicio, con estas cinco medidas ya se arreglarían "buena parte de los problemas" de España, y luego ya se hablará de mejorar la educación, de la energía, de la I+D o de Justicia, y ha señalado a quienes hablan de pactos que el problema es que, "como siempre, el presidente del Gobierno no va al fondo de los problemas".

Por su parte, el president de la Generalitat y del PPCV, Francisco Camps, ha acusado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber cometido un "crimen de lesa patria" por "intentar paralizar un motor esencial para el presente y el futuro de España, que es la Comunitat Valenciana".

Camps ha pedido a Rodríguez Zapatero que una vez termine el semestre de la presidencia española de la Unión Europea convoque elecciones generales, y se ha comprometido públicamente a que "en el momento en el que lo deje subirá la bolsa y la confianza en nuestra economía".

El líder del PPCV ha pedido a Zapatero que tenga "la altura de un patriota" y convoque elecciones porque el PP "tiene las recetas, las iniciativas, los proyectos" y sobre todo "la convicción" de que pueden poner a España "en marcha" porque no miran "hacia atrás", como en su opinión hacen los socialistas.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha asegurado que Valencia "va a ser la punta de lanza de España para salir de la crisis a pesar de tantos agravios del Gobierno" para "parar" a este territorio y se ha mostrado convencida de que "el zapaterismo, con toda su arrogancia, mentiras e insensibilidad está en vías de extinción".