Tasa del 0,8% anual

La estabilidad del crudo y la rebaja de los alimentos reducen el IPC en España

El índice de precios de consumo (IPC) sufrió en febrero una rebaja de dos décimas respecto a enero, hasta situarse en una tasa del 0,8% anual, según publicó el viernes el Instituto Nacional de Estadística. Se trata del primer descenso que registra la inflación tras cinco meses de incrementos consecutivos, que sacaron al índice de los números rojos en los que se mantuvo gran parte de 2009.

La causa principal de esta nueva variación a la baja la generó el sector del transporte, cuyos precios manifestaron un crecimiento del 5,8%, cinco décimas menos que en el mismo mes del año anterior. Esto se debe a que mientras en febrero de 2009 los carburantes y lubricantes protagonizaron considerables repuntes de precios, en la actualidad el crudo disfruta de cierta estabilidad en los mercados internacionales.

El de la alimentación y las bebidas no alcohólicas ha sido el segundo grupo en aminorar el incremento del IPC. Estos productos experimentaron una contracción de precios del 2,7% interanual, la tasa más baja de la serie desde 1994. La carne de ave, los productos lácteos, las legumbres y hortalizas y el agua son los principales responsables de este abaratamiento. Prueba de la influencia que ejercen los citados sectores de actividad es que la inflación subyacente, que excluye del índice los alimentos y los productos energéticos, mantuvo un 0,1% de crecimiento interanual en febrero, la misma tasa que registró en enero.

Fuerte descenso también de las actividades relacionadas con el ocio y la cultura, con una disminución del 2,1%.

Choque entre sindicatos y patronal por los salarios

UGT y CC OO creen que las cifras del IPC muestran que, aunque se ha superado el periodo de caídas generalizadas de los precios, "el consumo todavía no se ha recuperado". Para incentivarlo, apuestan por elevar los salarios. Una tarea a la que ayudará, argumentan, el pacto sellado recientemente con la patronal, que marca incrementos de "hasta el 1%" para este año.

La patronal, por su parte, sostiene que esta moderación está causada por "la debilidad de la demanda interna y el esfuerzo de las empresas de contención, o incluso reducción de precios". Las diferencias entre unos y otros saltaron a la luz tras la publicación de un artículo del presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, José Luis Feito, en la revista de la Cámara de Comercio de Madrid, defendiendo que "cuanto más caigan los salarios, mayor será el aumento del empleo". UGT consideró "obsceno" ese análisis.