Acuerdo del Consejo de Ministros

Los tipos de hipotecas de VPO se equiparan al mercado libre

Corredor asegura que más de 180.000 jóvenes ya cobran la renta básica de emancipación de 210 euros mensuales

El Consejo de Ministros, a iniciativa de la ministra de Vivienda, aprobó el viernes un acuerdo por el que se revisan y modifican los tipos de interés de los préstamos convenidos concedidos en los planes estatales 1998-2001, 2002-2005 y 2005-2008, así como en los programas 1995 y 1998.

Así, todos los tipos de interés de las hipotecas de pisos de protección oficial (VPO) se modifican a la baja, equiparándose de ese modo a la media de lo que aplican bancos y cajas en el mercado libre (ver ilustración), lo que redundará en significativas reducciones de las cuotas a pagar por 640.000 titulares de estos préstamos, tal y como adelantó CincoDías. Dado el sistema de amortización de estos préstamos, el efecto de un descenso de los tipos será más notable cuanto más reciente sea el crédito. Así, para las hipotecas del plan 2002-2005 a quienes les resten 100.000 euros por pagar, la cuota pasará de 593 a 544 euros.

Ley de la Ciencia

En el caso del plan posterior 2005-2008, con 105.000 euros de capital pendiente, el ahorro es mayor al pasar de 550 a 475 euros mensuales. La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, presentó al Consejo de Ministros un informe según el cual 187.991 jóvenes ya han cobrado la Renta Básica de Emancipación de 210 euros al mes para el pago del alquiler.

Otro de los acuerdos adoptados el viernes por el Consejo de Ministros fue la aprobación del anteproyecto de Ley de la Ciencia que será, junto con la Ley de Economía Sostenible, "clave" para construir un nuevo modelo productivo, más sostenible y estable a largo plazo, según declaró la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia.

La ministra explicó que el texto cuenta con un "marcado carácter reformista", ya que modificará 11 leyes. Además, destacó que la norma pretende consolidar a España entre los países con mayor producción científica del mundo (en la actualidad ocupa el noveno lugar) y mejorar su capacidad para transformar ese conocimiento en innovación. Por último, la ley facilitará la participación del sector privado en la investigación.