Convocada por el sindicato CGIL

La huelga de transportes en Italia afecta a unos 150 vuelos de Alitalia

La huelga promovida hoy por el principal sindicato de Italia, CGIL, para protestar contra el modo en que el Gobierno de Silvio Berlusconi está gestionando la crisis paralizó numerosas ciudades italianas y causó retrasos y cancelaciones de vuelos en los aeropuertos.

Según los organizadores, alrededor de un millón de personas salieron a la calle en toda Italia para protestar contra el incremento del paro y reclamar una reforma fiscal que deje de penalizar a la clase trabajadora.

La huelga causó molestias a los habitantes de las principales ciudades italianas, empezando por Roma, donde los medios de transporte público no funcionaron entre las 09:30 horas y las 13:30 horas.

La situación tampoco fue fácil en los aeropuertos, donde pilotos, auxiliares de vuelo y personal de tierra de distintas compañías y aeródromos se adherieron a la huelga. Al menos 150 vuelos de la compañía Alitalia tuvieron que ser cancelados o bien reprogramados, según informó el mismo sindicato. Otras compañías, en cambio, sufrieron retrasos.

También se ausentó del trabajo el personal del transporte marítimo, así como conductores de camiones y los trabajadores de las autopistas. La huelga se extendió también a los sectores de educación, sanidad y entidades bancarias.

El secretario general de la CGIL, Guglielmo Epifani, acusó al Gobierno de "no hacer nada" para solucionar los problemas de la población en medio de una grave crisis económica. "Los trabajadores están mal, el paro aumenta, sobre todo en las áreas industrializadas", denunció.

Epifani hizo estas declaraciones desde Padua (norte de Italia), cuya región, el Veneto, está siendo una de las más afectadas por la crisis. Hasta el momento, en esta región, ya se han producido 13 suicidios, entre artesanos, pequeños empresarios y trabajadores, recordó. "æpermil;sta es la señal del drama que el Gobierno no quiere ver", agregó.

Entre otros datos, Epifani mencionó la alarmante caída del 24% de la producción industrial registrada en los últimos meses. Por su parte, el Banco Central Italiano (Bankitalia), dio hoy a conocer las últimas cifras de la deuda pública, que en enero subió un 1,5% con respecto a diciembre de 2009 y un 5,2% con respecto al mismo mes del año anterior, agravando todavía más la situación en este país, que acumula la deuda pública más alta de Europa.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi, contestó a estas críticas cuestionando las verdaderas intenciones del sindicato, que "por primera vez, promueve su huelga en la vigilia de unas elecciones", en referencia a los comicios regionales que se celebrarán los próximos 28 y 29 de marzo, lo que "confirma sus motivaciones exquisitamente políticas".