Con ayuda de FROB

Campa dice que las cajas tienen plazo "suficiente" hasta junio para reestructurarse

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró hoy que el plazo hasta junio fijado por el Gobierno para que las cajas de ahorro se reestructuren es "suficientemente amplio" para que las entidades "tengan tiempo" de definir "suficientemente" sus procesos de concentración y acudir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para la fase "inicial" de recapitalizacion.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa

En rueda de prensa en el Ministerio de Economía y Hacienda, Campa señaló que cada proceso "es un ente en sí mismo", pero confió en que puedan acogerse al Fondo, aunque admitió que completar estos procesos de integración "puede llevar más tiempo".

"El tiempo dado es suficiente para que lo hagan y creo que lo harán", recalcó, si bien añadió que cuando antes lo hagan "mejor". En este sentido, se refirió a los procesos de reordenación de las redes comerciales, aunque aseveró que en el proceso "inicial de la capitalización" con ayudas públicas hay tiempo suficiente. "Seguro que lo harán", aseguró.

Asimismo, reiteró que la reforma de la Ley de Cajas se hará cuando se culmine el proceso, y cualquier debate en esta línea "corresponderá a ese momento".

Ante la propuesta del PP de crear cajas de ámbito nacional supervisadas por organismos estatales, Campa señaló que ya hay procesos que operan a nivel interregional y proyectos de fusiones en la misma línea, y se remitió a la futura reforma de la Ley de ârganos Rectores de las Cajas de Ahorro (LORCA) para analizar las modificaciones que se estimen oportunas.

Funcas eleva la previsión de inflación

Por su parte, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) elevó una décima su previsión de inflación para 2010 al situarla en el 1,6%, frente al 1,5% que pronosticaba el mes pasado. Funcas modificó su previsión tras conocer hoy que el índice de precios de consumo (IPC) bajó el 0,2% en febrero y la tasa interanual disminuyó dos décimas respecto a enero y se situó en el 0,8%.

Asimismo, destacó que la subida del precio del crudo en las últimas semanas ha provocado una revisión al alza de la tasa de inflación esperada para los productos energéticos. En cambio, rebajó su previsión de la inflación subyacente para 2010, al situarla en el 0,8%, frente al 1% de su último estudio.