En juego 37.000 millones de euros

La reforma sanitaria de Obama abre una vía para el 'e-health' hecho en España

A las empresas que han participado en la digitalización de la sanidad española se les abre una nueva oportunidad en EE UU, donde la reforma sanitaria del presidente Barack Obama incluye un plan de e-health con inversiones valoradas en 37.000 millones de euros en un periodo de cinco años.

La reforma sanitaria de Obama abre una vía para el 'e-health' hecho en España
La reforma sanitaria de Obama abre una vía para el 'e-health' hecho en España

La semana pasada, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, visitaba a su homóloga estadounidense, Kathleen Sebelius, con un cometido crucial para algunas empresas españolas: explicar cómo se ha digitalizado la salud pública en las 17 comunidades autónomas. En juego están 50.000 millones de dólares (37.000 millones de euros) en inversiones hasta 2014.

A la Administración Obama le interesa especialmente el ejemplo español, porque junto a Dinamarca y Suecia, está a la vanguardia del mundo, pero además por el modelo descentralizado, parecido a la diversidad de agentes que intervienen en las mejoras sanitarias que Sebelius debe implantar.

Historias clínicas digitales

La ministra de Sanidad ha hecho lobby por las firmas del sector en EE UU

En España, a finales de 2009, el 98% de los centros de salud ya tenían la historia clínica de cada paciente digitalizada y se emitieron 136 millones de recetas electrónicas. La historia clínica facilita la coordinación e integración para la atención de un paciente y, por su parte, la receta electrónica permite que, por ejemplo, un enfermo crónico no tenga que acudir continuamente a su médico, si no a la farmacia para retirar los fármacos que necesite. Ya hay 9.000 boticas con este sistema, el 42% del total.

En este trabajo de digitalización han participado firmas como Indra, Telefónica, Everis o Oesía, junto a otras extranjeras pero afincadas en España como IBM o HP.

El equipo de la ministra Jiménez explicó a sus colegas estadounidenses el trabajo que habían realizado y, además, hicieron una labor de lobby. "Es una ventaja para estas compañías que su Gobierno les esté ayudando a tener acceso a una salida internacional", explica Pablo Rivero, director general de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, quien señala la apuesta común de Sanidad e Industria por crear empleo en España en el sector de e-health.

La primera fase del plan que ha diseñado Barack Obama es la informatización de las consultas médicas, en un modelo muy fragmentado y poco interconectado, a diferencia de lo que ocurre con el europeo. A partir de 2011 llegará la digitalización e integración de base de datos, donde las marcas españolas buscarán contratos.

Hasta ahora, según explican fuentes del sector, estas firmas están empezando a tomar contacto con la Administración de Washington.

La idea que casi todas tienen en mente, añaden, es entrar en Estados Unidos como socio principal en las operaciones, pero buscando proveedores locales que les acompañen en la aventura.

De Andalucía a Pekín pasando por Washington

La digitalización en España de la salud ha ido por pasos y por comunidades. Indra fue una de las pioneras con proyectos en Andalucía, que luego trasladó a otras regiones. Fuentes del sector otorgan a esta consultora alrededor de un tercio de todo el volumen de negocio generado con las implementaciones. Telefónica ha sido otra de las beneficiadas, poniendo en marcha la arquitectura de comunicaciones. Everis ha estado muy presente en Andalucía, Valencia y Cataluña y ya ha creado una filial en EE UU, Everis USA (situada en Washington por el potencial de gasto del departamento de salud).

Por su parte, Oesía, ha firmado un acuerdo con la multinacional Perot Systems para entrar en el mercado norteamericano. Pero EE UU no es el único lugar donde podrán acudir, China ha aprobado otro plan de 73.000 millones de euros.