Debido a la estabilidad de los precios energéticos

Economía confirma la "normalización" de la inflación en tasas positivas moderadas

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró hoy que el dato del IPC de febrero (0,8% en tasa interanual) confirma la "normalización" de la inflación en tasas "moderadamente" positivas, que se mantendrán en los próximos meses como consecuencia de la situación económica.

También destacó que el mantenimiento de la inflación subyacente, que excluye los elementos "más volátiles" como la energía y los alimentos no elaborados, en una tasa del 0,1% permite descartar por completo una situación de deflación y augura un crecimiento de los precios en una tasa de "estabilidad moderada".

En rueda de prensa, Campa señaló que el descenso de dos décimas del Índice de Precios al Consumo (IPC) en febrero se debió, principalmente, al comportamiento "estable" de los precios energéticos, al descenso de los precios del vestido y el calzado por las rebajas "prolongadas" y a los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Asimismo, destacó que el diferencial de inflación de seis décimas con la Unión Europea "continúa siendo importante" y aseguró que, junto a la "moderación" de los elementos más estables de la inflación, contribuirá a mejorar la "competitividad" de la economía española.

No sólo por la energía

En este sentido, Campa aseguró que los datos de inflación subyacente demuestran que el regreso a tasas positivas de la inflación no se debió "exclusivamente" a los precios energéticos.

Economía atribuye la caída de la inflación interanual principalmente a la evolución de los precios del transporte, cuya tasa anual descendió cinco décimas respecto a enero, hasta el 5,8%. Ello fue consecuencia de la estabilidad alcanzada por el precio de los carburantes frente al repunte que experimentaron en febrero del año pasado.