Propone ayudas de emergencia

Alemania es partidaria de expulsar del Eurogrupo a estados incumplidores

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se ha mostrado partidario de que en casos extremos y si un país no cumple con sus compromisos dentro del Eurogrupo se vea obligado a abandonar la Unión Monetaria.

"Si un Estado del Eurogrupo no es capaz de recuperar la capacidad de competencia de su economía ni de sanear sus presupuestos públicos, como 'última ratio' debería abandonar la Unión Monetaria, aunque podría continuar siendo miembro de la UE", afirma Schäuble en un artículo que publica hoy en el diario Financial Times Deutschland.

"Un Estado que no controle sus finanzas no puede decidir sobre las finanzas de otros miembros del Eurogrupo", señala el ministro alemán, quien exige que, para que la unión Monetaria continúe siendo operativa, "se debe poder suspender el derecho de voto de un país miembro no cooperativo en el Eurogrupo".

Schäuble ofrece además los primeros detalles de su iniciativa para la creación de un Fondo Monetario Europeo, del que debería hacerse uso solo en situaciones extremas y casos inevitables para rescatar a miembros de la Eurozona altamente endeudados.

"Ayudas de emergencia para garantizar la liquidez podrían ser concedidas por un 'Fondo Monetario europeo' con el fin de limitar el peligro de una incapacidad de pago", explica Schäuble en un artículo que escribe hoy en el rotativo.

Añade que esas ayudas financieras solo deberían concederse en "casos de emergencia inevitables" que trajeran consigo un peligro para la estabilidad financiera de la totalidad del espacio del euro. Las ayudas serían la "ultima ratio", señala Schäuble, quien las liga además a estrictas condiciones.

Asimismo señala que "la decisión política sobre la concesión de esas ayudas debería tomarse en el seno del Eurogrupo de acuerdo con el Banco Central Europeo" y comenta que esas ayudas podrían verse obligatoriamente vinculadas a severas sanciones dentro del marco del procedimiento sobre los déficit presupuestarios.

"Se aplicarían y ejecutarían multas contra el país miembro inmediatamente después de aplicado el programa de ayuda y tras un tiempo de carencia", añade el político cristianodemócrata.

La posibilidad de conceder ayudas ligadas a severas medidas de corrección político financieras reforzaría la confianza de los mercados, evitaría que se agudizara una crisis y haría superfluo para los países del Eurogrupo acudir al FMI, considera el ministro.

"Sin embargo no se debe dar por hecha la concesión de ayudas de emergencia para garantizar la liquidez. Debe mantenerse la posibilidad de que un estado caiga en la insolvencia", afirma el jefe del tesoro alemán.