Rebaja a la mitad sus previsiones

Las aerolíneas perderán 2.000 millones este año, según IATA

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) prevé que las aerolíneas registren unas pérdidas de 2.800 millones de dólares (unos 2.000 millones de euros) en 2010, frente a los 5.600 millones de dólares (más de 4.100 millones de euros) estimados anteriormente, con lo que redujo a la mitad sus previsiones anteriores.

"Estamos viendo signos de que la industria aérea toma velocidad, gracias a los mercados de Asia y de Latinoamérica que están impulsando hacia la recuperación, mientras que las regiones de Europa y el Atlántico norte se contraen continuamente desde mediados de 2008", explicó el director general de la IATA, Giovanni Bisignani.

El ejecutivo destacó que los precios en el sector han comenzado a alinearse en parte por el riesgo que suponen para las aerolíneas tradicionales las ''low cost''. "Podemos ser optimistas, pero con la debida cautela, ya que existen factores importantes a tener en cuenta como el petróleo, el exceso de capacidad y los altos costes que tendrán que seguirse controlando con la cadena de valor y con la mano de obra", advirtió.

La asociación justificó esta mejora en gran parte a una recuperación de la demanda "mucho más fuerte" de la esperada a finales de 2009, que continuó en los primeros meses de 201, y a una capacidad relativamente "plana" de las compañías lo que se tradujo en mejores rendimientos e ingresos. Según sus cifras, las aerolíneas cerraron 2009 con unos ''números rojos'' de 9.400 millones de dólares (unos 7.000 millones de euros), frente a sus previsiones anteriores de 11.000 millones de dólares (más de 8.000 millones de euros).

Por regiones, la IATA destacó una mejora en los mercados emergentes de Asia-Pacífico y Latinoamérica, donde las compañías aéreas registraron en enero un incremento de la demanda de pasajeros del 6,5% y del 11%, respectivamente, mientras que en Norteamérica y Europa la mejoría fue menos pero también positiva con crecimientos en el mismo mes del 2,1% y del 3,1%, respectivamente.

Unos 1.610 millones de pérdidas en Europa

Aunque la tendencia es de mejoría existen por tanto diferencias nítidas por regiones. Según las estimaciones de la IATA, las aerolíneas de Asia-Pacífico podrían reducir sus pérdidas de los 2.700 millones de dólares (1.976 millones de euros) en 2009 a los 900 millones de dólares (más de 658 millones de euros) este año, gracias a la recuperación económica impulsada por China y a la fuerza del mercado de carga en Asia.

Por su parte, las compañías latinoamericanas podrían registrar en su conjunto y por segundo año consecutivo unas ganancias de 800 millones de dólares (586 millones de euros), ya que están menos agobiadas por las deudas que en EE UU o Europa.

Así, se espera que en Europa las aerolíneas pierdan 2.200 millones de dólares (1.610 millones de euros), siendo la región más afectada, debido "al lento ritmo de la recuperación económica en la región y a la vacilante confianza del consumidor".

A las aerolíneas europeas le siguen las de EE UU que perderán 1.800 millones de dólares (1.317 millones de euros), según la IATA, pese a que mejorará un 6,2% la demanda del tráfico aéreo en esta región en 2010.

Finalmente, en Oriente Próximo se espera que las compañías afronten unas pérdidas de 400 millones de dólares (293 millones de euros), mientras que en África se prevé que las aerolíneas presenten unos ''números rojos'' de 100 millones de dólares (73 millones de euros) en 2010, reduciendo a la mitad el pronóstico anterior gracias a una mejora del 7,4% de la demanda, que no será suficiente para volver a la rentabilidad.

Prevé que la demanda crezca un 5,6% este año

En cuanto a la demanda, la asociación pronosticó que aumente un 5,6% este año, frente a la caída del 2,9% con que se cerró 2009, mejorando así sus previsiones anteriores realizadas en diciembre cuando auguró un crecimiento del 4,5% en el tráfico aéreo para el conjunto de 2010.

Significativa será la evolución del tráfico de mercancías, que se desplomó un 11,1% en 2009, y que, tras iniciar el año con buen pie, la IATA prevé que crezca un 12% este año, frente al 7% que pronosticó anteriormente.

En este mercado, la IATA destacó que las aerolíneas han sabido mantener relativamente su capacidad ajustándola a la demanda durante 2009, lo que permitirá una "fuerte recuperación" este año, con niveles comparativos récord, pese a que se verán ajustados por la estacionalidad. Así, recordó que en enero el factor de carga se situó en el 49,6%, frente a una tasa de ocupación del 75,9% del tráfico de pasajeros.

Por ende, apuntó que gracias a unas condiciones más "estrictas" aplicados por las compañías buscando un equilibro entre oferta y demanda se prevé que los rendimientos mejoren "considerablemente", con aumentos en los ingresos del 2% en pasajeros y del 3,1% en carga, tras la caída abrupta del 14% que ambos mercados experimentaron en 2009.

Lenta recuperación de la clase 'Premium'

Por otro lado, la IATA subrayó que la recuperación de los viajes en clase ''premium'' será mucho más lenta que en turista, aunque constató signos de mejoría "cíclica" en cuanto al volumen de tráfico en primera clase, en función de la evolución de los viajes corporativos.

Aún así, señaló que todavía se mantendrá por debajo del pico del 17% que registró a principios de 2008, y que, por tanto, los ingresos seguirán cayendo entorno al 20% en este segmento que puede estar sufriendo "un cambio estructural".

Finalmente, el director de la IATA se refirió a la segunda fase de la negociación entre EE UU y Europa para el acuerdo de ''cielos abiertos'', que consideró una oportunidad y uno de los retos para este año, al entender que la liberalización de la propiedad aumentará en ambos mercados, que en conjunto representan el 60% de la aviación mundial. "Se enviaría una señal fuerte para un cambio global sin banderas que lleve a la industria a una rentabilidad sostenible", concluyó.