Problemas para gestionar la oferta

Atienza advierte de dificultades de REE para integrar la fotovoltaica en el sistema

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza, advirtió hoy de las dificultades del gestor técnico del sistema para contabilizar la energía fotovoltaica que llega al sistema desde pequeñas instalaciones y gestionar esta oferta.

"Tenemos 3.300 megavatios (MW) de energía fotovoltaica que en estos momentos no vemos y el operador del sistema, que tiene que encargarse de equilibrar oferta y demanda, no sabe qué está pasando en tiempo real con la fotovoltaica, que equivale a tres centrales nucleares y media", afirmó Atienza en una jornada sobre economía sostenible organizada por el PSOE.

El presidente de REE recordó que en su momento el gestor del sistema ya solucionó un problema similar generado por la energía eólica, y aseguró que su compañía tiene un centro de control de renovables que le convierte en "el primer operador del mundo con interlocución instantánea" con todos los parques de aerogeneradores.

Por este motivo, mostró su confianza en que las tecnologías de la información permitan a REE resolver los problemas técnicos de la fotovoltaica, que "dificultan extraordinariamente" su actividad, e integrar todo el parque solar, diseminado en gran cantidad de instalaciones de pequeño tamaño.

REE 15,94 0,50%

Para dar salida a la generación renovable en momentos de poca demanda, consideró "necesario" el desarrollo de las interconexiones eléctricas con Francia y duplicar el volumen actual de intercambio, situado en el nivel "ridículo" de 1.400 MW. "Necesitamos más red, y más robusta", afirmó.

Problemas en Cataluña

Por otro lado, explicó que desde las 18.20 horas de ayer "ningún usuario catalán que tuviera problemas" con el suministro eléctrico podría atribuirlo a REE, que a esa hora logró reanudar su actividad en condiciones normales tras el paso del temporal. En la tarde de ayer, dijo Atienza, REE "conectó la última línea indisponible".

Además, aseguró que "las 24 horas sin servicio por una línea" de REE no se hubiesen producido si no fuese por los municipios que se oponen a la línea de transporte de alta tensión que la compañía construye en la actualidad en Cataluña y que habrá de conectar la red con la interconexión francesa.

"No lo habría notado nadie si hubiéramos terminado la línea que estamos construyendo, y que está parada por un alcalde de un municipio que acaba de poner manifestantes continuamente contra la línea, hasta que juez ha forzado su desalojo", afirmó, antes de lamentar este tipo de "obstrucciones".