Proposición no de ley promovida por el BNG

El Congreso pide al Gobierno que valore dar licencias móviles autonómicas

La Comisión de Industria del Congreso ha aprobado hoy una proposición no de ley promovida por el BNG que insta al Gobierno a valorar la concesión de licencias de telefonía móvil de ámbito autonómico en los próximos repartos de frecuencias, según informaron fuentes del grupo gallego.

El texto, aprobado por unanimidad, insta al Gobierno a que en las próximas modificaciones reglamentarias para el reparto del espectro radioeléctrico "se valore la posibilidad de que el uso de frecuencias tenga como territorio de asignación las Comunidades Autónomas y no necesariamente el conjunto del territorio español".

El objetivo de esta propuesta, según ha explicado el diputado del BNG Francisco Jorquera, es que el medio rural tenga acceso de calidad a Internet de banda ancha inalámbrica, basada en redes móviles.

En este sentido, la proposición no de ley también reclama al Gobierno que en los procesos de reasignación de frecuencias "valore" los compromisos de cobertura del medio rural con banda ancha móvil y se tengan en cuenta las peculiaridades geográficas y poblacionales de las comunidades autónomas para garantizar la máxima cobertura.

Asimismo, el texto pide que se retiren las concesiones a las empresas adjudicatarias de frecuencias "que no hagan uso de las mismas o no procedan a ejecutar las inversiones comprometidos en la oferta efectuada al Estado".

Jorquera expuso que "los proyectos y las operadoras de carácter estatal acaban secundarizando, cuando no excluyendo, el medio rural, los núcleos dispersos, como es el caso de Galicia".

El diputado del BNG recordó además que la posibilidad de que haya frecuencias que tengan como territorio de asignación las comunidades autónomas "es posible y perfectamente legal, como ya ocurrió con el cable".

El Gobierno tiene pendientes dos procesos de reparto de frecuencias entre las operadoras de telecomunicaciones, que quieren este nuevo espacio fundamentalmente para dar servicios de banda ancha móvil.

Por un lado, está la reasignación de la banda de 900 megahercios (MHz), el denominado "refarming".

Por otro, el reparto del dividendo digital, las frecuencias que quedan liberadas por la menor necesidad de banda que tiene la televisión digital frente a la analógica.