Datos presentados en el I Salón MiEmpresa

La pequeña asesoría se vuelca en nuevos nichos de negocio

Las firmas abren líneas de consultoría y búsqueda de subvenciones para pymes

La pequeña asesoría se vuelca en nuevos nichos de negocio
La pequeña asesoría se vuelca en nuevos nichos de negocio

La mayor parte de los 50.000 despachos profesionales que existen en España son pequeñas asesorías fiscales, laborales y contables que tienen como principal cliente a pequeñas empresas y autónomos. El asesoramiento fiscal es la estrella de los servicios que prestan estas firmas -un 96% de ellas ofrece esta prestación-, seguido del asesoramiento contable (87%), laboral (84%) y mercantil (76%), según los datos que se presentaron ayer en el I Salón MiEmpresa, celebrado en Madrid. Pese a ello, la crisis económica ha forzado a muchas de ellas a dar un paso adelante y buscar nuevas áreas de servicio que compensen la disminución de la facturación y la pérdida de clientes que está provocando la crisis.

Como explicó Eufemio Escobar, director general de operaciones de Sage Despachos Profesionales, servicios como la consultoría empresarial y la búsqueda y gestión de subvenciones se están convirtiendo en nuevos nichos de negocio para este sector. "Hace un año apenas encontrabas consultoría empresarial en estos despachos, ahora es todo lo contrario", señaló Escobar. Así, según datos del Observatorio de Despachos Profesionales de Sage, el 45% de las pequeñas asesorías ofrece actualmente a sus clientes servicios de consultoría empresarial.

Según Escobar, la coyuntura económica está golpeando a los despachos mucho más que anteriores crisis económicas, lo que se ha traducido en caídas de facturación de más de un 25% en algunas firmas y pérdida de clientes en cuatro de cada diez. Ello está obligando al sector a afrontar una estrategia de profunda reestructuración. "El asesor que quiera continuar picando datos para realizar gestiones para el cliente está muerto, entre otras cosas porque la Administración ofrece cada vez más facilidades a las pymes para cumplir con sus obligaciones. La clave de la supervivencia está en apostar por el asesoramiento", explicó. Como ejemplo de esta tendencia, Escobar recordó que la mitad de las pequeñas empresas aseguran que cumplen sus obligaciones fiscales con la Administración por medios telemáticos y sin tener que canalizar las gestiones a través de su asesor.

En cuanto a la decisión de reducir precios como herramienta para afrontar la crisis, el director general de Sage se mostró contrario a la medida como estrategia de cara al futuro. "Los pequeños despachos tienen que reinventarse e implantar una gestión empresarial. æpermil;se es el reto ahora", concluyó.

El lastre del retraso tecnológico

"Los despachos profesionales fueron los primeros en implementar tecnología hace 20 o 30 años. Pero en muchos casos esa tecnología no ha avanzado con el paso del tiempo".

Así de rotundo se mostró ayer Eufemio Escobar durante la ponencia que impartió en el I Salón MiEmpresa. Según Escobar, el 100% de los despachos profesionales españoles tienen implantadas tecnologías, pero el 70% de ellas no optimiza su gestión interna. "Los despachos están retrasados tecnológicamente respecto a sus clientes, las pymes", señaló. El director general de Sage, que cuenta con 17.000 clientes en el sector del despacho profesional, recordó la importancia de trabajar con un ERP que incluya una sola base de datos "robusta" y sin datos repetitivos, la sincronización de los datos de los clientes, que permita cumplir con las obligaciones de protección de datos y la certificación de calidad y que cuente con un "potente generador de informes", entre otras facilidades.