Meteorología

Cataluña, gravemente afectada por el fuerte temporal de nieve

La ola de frío y nieve que afecta la península se está cebando especialmente con Cataluña, donde más de 10.000 clientes permanecen sin luz y 85 tramos de la red viaria han sufrido las consecuencias del temporal.

El temporal de lluvia, viento y nieve que vive España ha puesto este lunes en alerta a 36 provincias de 13 comunidades autónomas, además de a Ceuta.
El temporal de lluvia, viento y nieve que vive España ha puesto este lunes en alerta a 36 provincias de 13 comunidades autónomas, además de a Ceuta.

El temporal de nieve y viento ha dejado en Cataluña a 10.000 clientes de Fecsa-Endesa sin servicio y ha afectado a 85 carreteras, según el balance de las 16.30 horas de la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat.

Ante esta situación, el Plan especial de emergencias por nevadas (Neucat) se ha incrementado a fase 1, mientras que se mantiene la fase de alerta del Plan de Protección Civil de Catalunya (Procicat) por el estado de la mar y del viento y el riesgo de aludes. Se prevé que el episodio de nieve se alargue hasta la madrugada y el de viento hasta el martes, mientras que a partir del miércoles bajaran aún más las temperaturas.

Según la previsión meteorológica, las nevadas pueden afectar a cotas de 200 metros sobre todo en las comarcas del Alt Camp, Alt Penedès, Alt Urgell, Alta Ribagorça, Anoia, Bages, Baix Camp, Berguedà, Cerdanya, Conca de Barberà, Garrotxa, Noguera, Osona, Pallars Jussà, Pallars Sobirà, Priorat, Ripollès, Segarra, Solsonès, Urgell y Vall d'Aran.

Se esperan gruesos superiores a los 20 centímetros de altura en cotas superiores a los 600 metros especialmente en Alt Camp, Anoia, Bages, Baix Camp, Berguedà, Conca de Barberà, Garrotxa, Osona, Priorat, Ripollès, Vallès Occidental y Vallès Oriental.

Es posible que en las comarcas del interior del nordeste del país se pueda superar el umbral de nivel dos de 30 centímetros por encima de 800 metros y de 50 centímetros por encima de 1.000 metros.

Las rachas máximas de viento son superiores a los 126 kilómetros por hora y las comarcas más afectadas son las de Gironès, Maresme, Pla de l'Estany, Selva y Vallès Oriental.

Problemas en la circulación

Hay 85 vías afectadas en la comunidad catalana, de las que 11 están cortadas. En 66 de ellas es obligatorio el uso de cadenas, siete están afectadas por el hielo o la nieve y en 12 tramos no está permitido el tráfico de vehículos pesados. Por otro lado, las barreras del peaje de la Roca de la AP-7 se han abierto para facilitar el tráfico.

En Lérida, hay 41 vías afectadas. Le siguen Barcelona con 20, Girona con 16 y Tarragona con siete. Una cincuentena de máquinas trabaja en el mantenimiento de las carreteras, además de 85 máquinas quitanieves.

Los accesos fronterizos con Francia por La Jonquera quedaron cerrados y unos 4.000 camiones y dos autocares de pasajeros atrapados en los aparcamientos de este municipio y otros que se han habilitado en diferentes puntos de la AP-7.

El alcalde de la localidad, Jordi Cabezas, ha avanzado que si fuera necesario esta tarde habilitarían el pabellón deportivo para acoger a la gente que se haya quedado atrapada. "Si es necesario los atenderemos en el pabellón deportivo, tenemos previsto abrirlo por la tarde porque la situación en principio está mal, hay mucha nieve, pero la gente puede estar en bares, restaurantes o en gasolineras", ha indicado Jordi Cabezas.

Por otra parte, en Barcelona la circulación de autobuses urbanos está suspendida desde las 16.50 horas en toda la ciudad a causa de los gruesos de nieve que se acumulan en la red viaria de la capital catalana, según informó Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) en un comunicado.

El empeoramiento de la situación provocó que a las 16.50 horas se empezara a retirar todos los vehículos hasta las cocheras, y TMB prevé restablecer el servicio de las líneas cuando mejoren las condiciones de circulación y sea posible "con garantías de seguridad".

En declaraciones a Europa Press, fuentes municipales explicaron que, ante esta situación, recomiendan a los barceloneses evitar el máximo los desplazamientos y coger el coche. En caso de que tengan que desplazarse, el Ayuntamiento apostó por el Metro que, según TMB, funciona con normalidad y no se esperan afectaciones.

Cortes en el suministro eléctrico

Según Fecsa-Endesa, hay más de 10.000 clientes sin servicio en las comarcas del Solsonès, l'Alt Urgell, la Noguera, Lledia, el Bages y Osona.

La circulación de trenes de Media Distancia entre Barcelona, Girona y Portbou ha quedado suspendida esta tarde, mientras que tampoco funcionan cinco líneas de Cercanías ni otras cinco de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), con el agravante de que no hay servicio alternativo de autobuses en gran parte del territorio porque las carreteras están afectadas por el temporal de nieve y viento.

Desde las 14.30 horas, la caída de dos árboles en la vía entre Maçanet de la Selva y Girona ha provocado falta de alimentación eléctrica, por lo que se encuentra suspendido el servicio de trenes de Media Distancia entre Barcelona y Portbou, según informaron Adif y Renfe.

En el momento de la suspensión del servicio, había tres trenes en el trayecto afectado, dos de ellos cercanos a la estación de Sant Miquel de Fluvià y uno en Fornells. Los Bomberos colaboran con las tareas de retirada de árboles, mientras que Protección Civil evacua a los viajeros de estos trenes. CERCANÍAS

En cuanto a la red de Cercanías de Cataluña, desde las 17.00 horas y debido a la acumulación de nieve se ha interrumpido la circulación de trenes en las líneas R3 (L'Hospital de Llobregat-Puigcerdà de Vic), R4 (Sant Vicenç de Calders-Manresa por Vilafranca del Penedès) y R7 (L'Hospitalet de Llobregat-Martorell por Cerdanyola).

Tampoco hay servicio en la línea R1 (Molins de Rei-Maçanet Massanes por Mataró) por caída de árboles ni en la R2 norte (Aeropuerto-Maçanet por Granollers) por la caída de un cable de alta tensión.

Los trenes de la línea R2 sur circulan con normalidad y se ha habilitado un servicio de autobús para el trayecto Barcelona-Aeropuerto.

También por condiciones climatológicas adversas, el servicio ferroviario de la línea Barcelona-Manresa-Lleida se encuentra interrumpido en el tramo Manresa-Cervera, y las nevadas impiden el acceso de autobuses porque la carretera C-25 está cortada.

Sobre la red de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), debido a una caída de tensión está interrumpido el servicio de las líneas S1 (Terrassa), S2 (Sabadell) y S5 (Sant Cugat). Funcionan con normalidad el servicio urbano de las líneas de Reina Elisenda (L6) y de la Avinguda Tibidabo (L7).

Las líneas R5 (Manresa) y R6 (Igualada) dan un 50% del servicio, funcionando entre plaza Espanya y Martorell, y los funiculares de Vallvidrera y Gelida están interrumpidos.

Los Bomberos de la Generalitat han realizado más de 115 actuaciones relacionadas con el temporal, sobre todo por asistencia de vehículos, retirada de ramas, árboles caídos e inspección de carreteras. Cerca de 730 efectivos de los Mossos d'Esquadra trabajan desde primera hora de la mañana para solucionar las incidencias producidas en la red viaria catalana.