Por las provisiones

Los beneficios de Caixa Tarragona cayeron un 60% en 2009

Caixa Tarragona obtuvo en 2009 un resultado de 14,6 millones, un 60% menos que en el ejercicio anterior, cuando los beneficios alcanzaron los 36,5 millones de euros, según los datos presentados hoy por la entidad financiera.

La caída de los beneficios se debe a que Caixa Tarragona constituyó durante 2009 unas provisiones superiores a 140 millones de euros, de los cuales 80 son de carácter voluntario y anticipatorio, para "hacer frente tanto a la morosidad futura como a una posible caída de precios de los inmuebles procedentes de operaciones financieras".

Durante el ejercicio 2009 se contuvo la evolución del ratio de morosidad, con un incremento "muy por debajo de la media del sector financiero español" y, a final de año, el ratio de mora sobre los activos totales era del 4,39% y, específicamente en el crédito a la clientela, del 7,29%, ha explicado en rueda de prensa el director general de Caixa Tarragona, Rafael Jané.

El margen de intereses, vinculado al negocio típicamente bancario, fue de 203,8 millones de euros, con un incremento interanual del 24,6%, mientras que el margen bruto, que incorpora los resultados de las comisiones, instrumentos de capital y operaciones financieras, entre otras, refleja el actual contexto económico y se cerró en 271,5 millones de euros (+9,2%).

El margen antes de dotaciones muestra "la importante contención de los gastos" y se situó en 154,3 millones (+18,8%).

Restadas las dotaciones por deterioro de activos financieros, el resultado de la actividad de explotación fue de 78,2 millones de euros (+79,9%), que, una vez constituidas las provisiones por activos dudosos, dejó el resultado definitivo del ejercicio después de impuestos en 14,6 millones de euros, un 60,1% menos que en 2008.

El margen recurrente, sin tener en cuenta ni los beneficios extraordinarios ni las dotaciones y provisiones, fue de 124,4 millones, con un aumento del 13% respecto al ejercicio anterior.

Caixa Tarragona cuenta con una red comercial formada, a 31 de diciembre de 2009, por 302 oficinas distribuidas por las comarcas de Tarragona (177), Barcelona (85) y Lleida (17), Comunidad de Madrid

El equipo profesional del Grupo Caixa Tarragona estaba formado a finales de año por 1.421 empleados.

Por otra parte, los responsables del grupo han asegurado que el proceso de fusión con Caixa Catalunya y Caixa Manresa sigue el calendario previsto y antes del mes de junio las asambleas de las tres cajas podrían ratificar al proceso de fusión y, en julio, ya podrían comenzar a operar como una sola entidad.