Tras el concurso de acreedores

La agencia inmobiliaria Coldwell Banker España inicia su liquidación

Coldwell Banker España, filial de la multinacional de intermediación inmobiliaria del mismo nombre que está en situación de concurso voluntario desde finales de 2008, ha sido autorizada a iniciar su liquidación.

Así lo establece el auto dictado por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, atendiendo a la petición que la propia compañía formuló cuando se declaró insolvente. En la resolución judicial, con fecha 22 de febrero, a la que tuvo acceso Europa Press, se pone fin a la fase común del concurso de la empresa (que concluye cuando se acaban de resolver las impugnaciones presentadas al informe concursal) y se abre la correspondiente a su liquidación, tras declinar la empresa presentar propuesta de convenio de acreedores.

Además, el juez fija un plazo de quince días para que la administración concursal nombrada para la empresa (el economista José Manuel Rodríguez Gutiérrez) presente un plan para "la realización de los bienes y derechos que integran su masa de activos".

No obstante, en fuentes próximas a la empresa indicaron a Europa Press que en el momento de declararse insolvente, acogerse a la antigua suspensión de pagos y cesar en su actividad, Coldwell Banker España apenas contaba con una red de unas cuarenta oficinas, todas ellas en régimen de franquicia.

Además de Coldwell Banker, la también firma internacional de la intermediación inmobiliaria King Sturge se vio obligada a presentar concurso y cerrar su filial en España coincidiendo con el 'boom' del sector en el país.

Desembarcó en España en 2002

Coldwell Banker desembarcó en España en 2002, mediante una alianza con la entonces Gesinar Servicios Inmobiliarios con el objetivo de desarrollar el sector de las franquicias en el mercado inmobiliario español. Según los datos de su página de Internet, hasta 2007 Coldwell Banker España estuvo participada a partes iguales por Gesinar y Coldwell Banker Europa.

Tras la compra de Gesinar por Atisreal España en septiembre de 2006, se inició una operación de MBO ('management buy out') para hacerse con el 50% de Coldwell Banker perteneciente a Gesinar. La operación estuvo liderada por el entonces director general de la empresa Federico Segoviano y por un grupo de franquiciados e inversores privados. El 50% restante quedó en manos del grupo matriz.