Aragón y Castilla y León, las zonas con más sobrecapacidad

La red de oficinas bancarias se reducirá un 11% durante 2010

Al sector bancario le sobra el 11% de sus oficinas, de acuerdo con un informe elaborado por la consultora CognoData. La Rioja, Aragón y Castilla y León son las regiones con mayor exceso de capacidad instalada.

En las calles españolas siguen sobrando oficinas bancarias. En concreto, 4.888, un 11% del total. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por la firma CognoData, especializada en geomarketing y gestión de clientes.

Esta consultora, que durante años ha ayudado a bancos y cajas a decidir cuáles eran los emplazamientos más adecuados para instalar sus nuevas sucursales, ahora está haciendo el asesoramiento inverso: recomendar cuáles son las agencias que conviene retirar.

De acuerdo con los cálculos realizados, La Rioja, Aragón y Castilla y León son las comunidades autónomas que tienen mayor exceso de capacidad instalada. En concreto, a la primera le sobraría el 18,6% de sured, a la segunda el 16% y a la tercera el 14,8%. En total, 833 locales.

Los criterios para determinar esta sobrecapacidad se basan en la proporción de oficinas por habitante, la ratio de sucursales por nivel de riqueza y por el número de empresas. La Rioja, por ejemplo, es la región con mayor número de locales bancarios en relación a su población (1,6 oficinas por cada 1.000 habitantes, frente al 1 por 1.000 de media en España) y también en relación a su parque empresarial.

En términos absolutos, Cataluña, Andalucía y Valencia son las tres autonomías con mayor exceso de agencias bancarias. Según las previsiones de CognoData, la primera cerrará 869 oficinas en 2010 (el 11% de su red), la segunda 692 (el 10%) y la tercera 572 (el 11,4%). Cataluña es la comunidad donde más rápido está yendo el proceso de reestructuración del sector de cajas, con dos fusiones muy avanzadas (que comportan el cierre de 650 oficinas y otra en estudio. En Andalucía, Unicaja ha absorbido a la pequeña Caja Jaén y a la cordobesa Cajasur (que supondrá la clausura de cerca de 200 centros).

Raúl García Monclús, socio de director de CognoData, explica que el geomarketing tiene en cuenta la zona de la ciudad donde está ubicada cada punto de venta, la renta media de la zona de influencia, el tipo de familia, el tránsito de peatones en la calle, así como las barreras naturales que dificultan el acceso.

"Serán las entidades que tienen unamayor eficacia comercial ymayor capacidad de gestión las que salgan ganando tras la reordenación del sector", explica. Este perfil coincide, a su juicio, con los grandes bancos y cajas: Santander, BBVA, La Caixa y Caja Madrid.

Entre las regiones que cuentan con una menor sobrecapacidad bancaria destacan Canarias y la Comunidad de Madrid.

Una decisión de 2.500 millones de euros

El repliegue táctico al que se enfrenta el sector bancario español será una de las decisiones más importantes a las que se enfrentarán en los próximos años. ¿Cuántas sucursales cerrar? ¿Cuáles? ¿En qué momento? ¿Cómo no perder clientes?

Conseguir las respuestas adecuadas para estas preguntas representa para bancos y cajas un desafío que la consultora CognoData cifra entre 2.000 y 2.500 millones de euros.

Según los cálculos realizados, las 5.000 oficinas que las entidades financieras españolas cerrarán a lo largo de 2010 generan unos ingresos (margen ordinario) de 5.000 a 6.000 millones de euros. Ahora bien, si la gestión del proceso es buena, el banco o la caja correspondiente podrá retener el 90% del negocio actual, mientras que sí no se cuida el proceso, tan sólo se retendrá el 50% del mismo.

En estas circunstancias, uno de los aspectos claves es conocer el grado de maduración de cada sucursal, así como las posibilidades de acompañamiento de los clientes a una oficina de la misma entidad.

"Hay sucursales con baja rentabilidad, pero cuyo cierre implican un alto coste, porque es difícil convencer a los usuarios para que se trasladen a otra oficina de la red", explica Raúl García Monclús, socio director de CognoData. "Al mismo tiempo, hay otras agencias muy maduras, con mucho negocio, que pueden cerrarse sin incurrir en altos costes porque tienen otra sucursal del mismo grupo muy cerca".

En ese proceso de acompañamiento es frecuente que se informe a los clientes del emplazamiento de las sucursales más cercanas e incluso que se les anime al traslado con algún tipo de oferta.