Espera superar "ampliamente" los 20.000 millones de ingresos

Mapfre prevé crecer en casi todos sus negocios de España a pesar de la crisis

El ejercicio se prevé duro, pero Mapfre está convencida de que logrará incrementos significativos de la facturación en la mayoría de los ramos donde opera. La aseguradora se ha propuesto rebasar "ampliamente" los 20.000 millones de ingresos.

Mapfre prevé crecer en casi todos sus negocios de España a pesar de la crisis
Mapfre prevé crecer en casi todos sus negocios de España a pesar de la crisis

Mapfre está decidida a crecer a pesar de las dificultades. Tanto en casa como en ultramar. Así lo anunció su presidente, José Manuel Martínez, durante la junta de accionistas celebrada este sábado en Madrid.

"El año 2010 no será fácil", vaticinó el directivo. A pesar de la crisis económica y de las inclemencias meteorológicas que ya han azotado la Península Ibérica y la costa Este de EE UU, así como al terremoto de Chile, Mapfre prevé continuar su avance allí donde opera. "Seguiremos creciendo en el negocio internacional, y en España mantendremos incrementos significativos en la mayoría de los ramos", apuntó Martínez.

El presidente de la multinacional aprovechó para adelantar que, tras un par de ejercicios de caída en la facturación, "en febrero hemos crecido en el seguro de automóviles en España, tanto en primas como en número de vehículos asegurados". Este negocio está sujeto desde mediados de la década a una fuerte competencia de precios.

MAPFRE 2,38 -0,29%

En 2009, Mapfre cosechó una subida de su beneficio atribuido del 2,9%, hasta 927 millones de euros. Los ingresos se situaron en 18.830 millones tras repuntar un 6,3%. Para este año el grupo espera "superar ampliamente los 20.000 millones".

El máximo responsable de la aseguradora recordó que, el pasado ejercicio, la entidad logró con su crecimiento "superar los efectos de la crisis económica y absorber pérdidas de más de 85 millones de euros de Mapfre Inmuebles, Mapfre Quavitae y de Banco Caja Madrid Mapfre (...) así como de la disminución de beneficio de Mapfre Venezuela, derivada de los ajustes por hiperinflación". Para Martínez, la clave de las cuentas reside en "la estrategia de expansión geográfica y diversificación de los negocios que iniciamos hace tiempo".

La recesión económica ha potenciado el ahorro de las familias y actúa como acicate de la reestructuración del sector bancario. Martínez aludió indirectamente a estos dos fenómenos al afirmar que "sabremos aprovechar las excelentes oportunidades que se presentan para el seguro de vida".

Este viernes precisamente, Mapfre cerró la compra del 50% de los seguros de Caixa Catalunya. El acuerdo permite a la entidad de Majadahonda (Madrid) fortalecer su posición en Cataluña. La firma tiene alianzas de producción y venta con Caja Madrid, Bankinter, CCM y Caja Duero.

La nota de color de la junta la puso Rodrigo Rato. El flamante presidente de Caja Madrid tomó el sábado el relevo de su predecesor Miguel Blesa en el consejo de la aseguradora, en la que la entidad posee un 15% del capital.

Coto a las exigencias de capital

Mapfre no desea que paguen justos por pecadores. José Manuel Martínez efectuó el sábado una encendida defensa del seguro. Alegó que, en contraste con la banca, este sector no ha requerido rescates públicos masivos, salvo contadas excepciones como las firmas monoline y AIG, donde los problemas llegaron precisamente por su actividad parabancaria.

El ejecutivo recordó que el negocio asegurador actúa de estabilizador en las crisis de liquidez. Por eso solicitó que se tenga en cuenta "esta enorme diferencia en los cambios regulatorios que se avecinan, porque no tendría sentido que el seguro se viera arrastrado por la tendencia de incrementar indiscriminadamente las futuras exigencias de capital".

Por otra parte, Mapfre anunció en la junta que permitirá a sus accionistas percibir sus dividendos (15 céntimos por acción) en nuevos títulos de la compañía, como en pasados años. La Fundación Mapfre, primer inversor con un 64% del capital, ha decidido acogerse a este programa. Caja Madrid, segundo accionista, no ha señalado qué hará.