Clausura de la Convención de Nuevas Generaciones

Rajoy insta a Zapatero a aprobar ya las medidas económicas que apoya el PP

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha instado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a que apruebe ya las medidas económicas en las que hay acuerdo con el Partido Popular porque, aunque considera que no son las más importantes, han de acometerse.

Rajoy ha hecho esa petición a Zapatero en la clausura de la Convención de Nuevas Generaciones que ha conmemorado el 30 aniversario de esta organización. El presidente del PP ha señalado que Zapatero está ahora dándole vueltas "a lo del acuerdo" y que el problema de España no es si se logra o no, sino la existencia de un Gobierno que se preocupa de lo superfluo y no de lo importante.

Según el presidente del PP, Zapatero desperdició su primera legislatura y dos años de la actual para adoptar las medidas que necesitaba España y, ahora, lleva perdidos diecinueve días.

Ese es el tiempo que ha pasado desde que planteó la creación de una comisión gubernamental para ver si era posible un pacto, hasta hoy.

Rajoy ha recordado que su partido ya ha trasladado al Gobierno que algunas de las medidas incluidas en el documento que ha presentado a los partidos para la negociación le parecen bien, aunque no sean las más importantes.

Por ello, ha instado al jefe del Gobierno a que esas medidas se aprueben ya porque "no hay por qué seguir perdiendo el tiempo, que ya se ha perdido mucho" y cuanto más se tarde en afrontar la realidad, será peor para todos. "Que las presente y las apruebe ya", ha insistido Rajoy pese a que ha reiterado que esas medidas no son las que se necesitan, ya que ha de lograrse también la reducción del déficit público y devolver el crédito a los españoles.

Para este objetivo ha recordado que hay que reestructurar el sistema financiero, y ha explicado que el PP ya secundó en junio las propuestas planteadas para ello y, nueve meses después, ha considerado que sigue sin hacerse "nada de nada"

Ha reiterado también que no se pueden subir los impuestos y especialmente el IVA, uno de los impedimentos esenciales para lograr un pacto global con el Gobierno en materia económica.

Rajoy no sólo ha lanzado sus críticas contra el Ejecutivo por su gestión económica, sino también por su labor diplomática y por las negociaciones que en su día mantuvo con ETA.

Así, ha exigido a Zapatero que comparezca en el Congreso para informar del auto del juez que vincula al Gobierno venezolano con ETA y ha criticado el papel "lamentable y humillante" de la diplomacia española en este asunto.

También ha denunciado la actitud del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, con Cuba, que ha resumido en una serie de "componendas, enjuagues y compadreos" que no sirven para defender la libertad en la isla.

Respecto a las negociaciones que el Gobierno mantuvo con ETA, se ha referido a la publicación de las actas de las mismas para subrayar que su contenido debería hacer sonrojar a los miembros del Ejecutivo que participaron en ellas.

Todas esas críticas llevaron al líder del PP a expresar su convencimiento de que hay "una oleada de cambio" en toda España, pero ha instado a los militantes y dirigentes de su partido y a los jóvenes de Nuevas Generaciones (organización cuyo papel ha elogiado) a que tengan bien claro que "nada está hecho por el momento".

A esa tesis se ha sumado la secretaria general del PP y presidenta de este partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, quien ha aventurado que ese cambio va a comenzar "desde Toledo, desde la que fue capital del imperio", en alusión a su convencimiento de que ganará las elecciones para la presidencia castellano-manchega.

Cospedal ha recordado la difícil situación que viven los jóvenes a consecuencia del paro y, tras responsabilizar de ello al Gobierno, se ha preguntado cómo puede pedirle ahora al PP un pacto en materia económica poniendo condiciones como la subida de impuestos.

Hasta Toledo se ha desplazado hoy gran parte de la cúpula nacional del PP, y, además de Rajoy y Cospedal, han estado presentes los vicesecretarios Javier Arenas y Ana Mato, y los portavoces en el Congreso y el Senado, Soraya Sáenz de Santamaría y Pío Gacía escudero, respectivamente.

También el presidente de Nuevas Generaciones, Nacho Uriarte, al que Rajoy se ha dirigido para asegurarle que todo el PP está con él, "como ayer y como mañana", en un claro respaldo después de que decidiera dimitir como vocal de la comisión de Seguridad Vial del Congreso tras dar positivo en un control de alcoholemia.