Informe de ATA

Las mujeres gallegas y asturianas, las más emprendedoras

Galicia, con el 42,2%, y Asturias, con el 40,9%, figuran entre las comunidades con mayor porcentaje de mujeres emprendedoras, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA).

De las 3.157.046 personas registradas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) a 31 de diciembre de 2009, el 66,5% eran varones (2.099.747), frente al 33,5% de mujeres (1.057.299).

A pesar de que dos de cada tres autónomos es un hombre, las emprendedoras aumentaron un 8% en el último lustro (78.139), en contraste con el descenso de los varones autónomos en un -3,6% (-78.656).

Solamente el 19,4% (29.573 autónomos) de la pérdida de afiliación registrada en el RETA en 2009 corresponde a mujeres, frente al 80,6% (122.971 autónomos) de los varones.

Las comunidades del norte de España cuentan con mayor número de mujeres emprendedoras, ya que Galicia y Asturias superan la barrera del 40% y también se encuentran por encima de la media Cantabria (36,5), País Vasco (36,2) y Cataluña (33,6).

Con un porcentaje de mujeres autónomas en torno a la media se sitúan la Comunidad Valenciana (33,3), Baleares (33,1), Andalucía (32,9), Navarra (32,6), Canarias y Aragón (32,4) y Murcia (32,3%). Madrid y la Rioja (31,8), las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (31,2), Castilla y León (30,4) y Extremadura (30,2%) se hallan entre las regiones con un porcentaje de mujeres autónomas por debajo de la media nacional.

La Comunidad de Castilla-La Mancha, con 27,6%, es la peor parada, al no alcanzar el 30% el porcentaje de mujeres autónomas sobre el total de autónomos.

El informe de la ATA revela que el perfil de la mujer autónoma tiene entre 36 y 49 años, se dedica al comercio y vive en Cataluña, Andalucía, Madrid o la Comunidad Valenciana.

La coordinadora del Área de la Mujer de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, Candelaria Carrera, ha destacado que el aumento de las emprendedoras en los últimos cinco años demuestra que "el autoempleo se ha convertido en una alternativa real y efectiva para muchas mujeres para entrar en el mercado laboral".