La Generalitat rescata a Valmor

La organizadora de la Fórmula 1 en Valencia pierde 12,5 millones

Valmor Sports, la empresa que se creó a toda prisa en 2007 para que asumiera la organización del GP de Europa de Fórmula 1 en Valencia, registró unas pérdidas de 12,5 millones en 2009. La Generalitat, que pactó con Bernie Ecclestone la celebración de la carrera, ha asumido el canon de 18 millones al año que debía pagar Valmor.

La organizadora de la Fórmula 1 en Valencia pierde 12,5 millones
La organizadora de la Fórmula 1 en Valencia pierde 12,5 millones

Valmor Sports, la empresa encargada de organizar el Gran Premio de Fórmula 1 en Valencia, cerró 2009 con unas pérdidas de 12,5 millones de euros. La cifra consta en el informe anual presentado ante la CNMV por Bancaja, que, junto a Jorge Martínez Aspar y Fernando Roig, conforman el accionariado de la compañía. Fuentes de la entidad financiera declinaron hacer comentarios sobre su participada.

La cifra, a falta de más detalles cuando Valmor apruebe de forma definitiva sus cuentas, confirma los presagios sobre la rentabilidad de la cita deportiva, especialmente el año pasado, cuando acudieron a la carrera 34.000 espectadores menos que en la primera edición.

Ya entonces la Generalitat Valenciana anunció que asumiría los costes de la organización. Aunque no dio más razones, todo apuntaba a que Valmor no podía hacerse cargo no ya de los gastos ordinarios de la organización, si no especialmente del canon que hay que abonar a Formula One Management, la empresa que tiene los derechos de la competición y que gestiona con mano de hierro Bernie Ecclestone. Algunas fuentes próximas tanto a Valmor como a la Generalitat apuntaron entonces que el magnate británico había mostrado su malestar con el retraso del pago de los 18 millones de euros que cobra cada año, llegando a lanzar advertencias sobre el futuro de la carrera en el trazado urbano de Valencia

Un nacimiento polémico

Valmor Sports apareció de la nada unos días después de que Francisco Camps y Ecclestone, en plena precampaña electoral de las autonómicas de 2007, anunciaran el acuerdo para celebrar en Valencia una prueba del mundial de Fórmula 1 durante los siete años siguientes. Pese a que toda la negociación se hizo desde la administración, tras el anuncio se escenificó que quien firmaba el contrato era la nueva sociedad.

El primer año de actividad, 2008, Valmor firmó un ligero beneficio que no alcanzaba el millón de euros. Las graves pérdidas que se apuntan en el informe de Bancaja confirman que la compañía no puede soportar los costes del evento. De momento, este año, se limitará a "la gestión deportiva y comercial" de la carrera, que se ha adelantado a junio para atraer más espectadores.

Del 'gratis total' al pozo sin fondo

Cuando la Generalitat Valenciana cerró el acuerdo con Bernie Ecclestone para que la capital del Turia acogiese una carrera del mundial, el ejecutivo de Francisco Camps, que entonces preparaba su reelección, no dejó de repetir que el evento no le costaría ni un céntimo a los valencianos. La explicación era que, por un lado, los costes de construir el circuito urbano en los alrededores del puerto, se repercutirían posteriormente en las empresas que urbanizaran aquella zona. Por otro, al ser Valmor Sports, una empresa privada, quien firmaba el acuerdo, era suya la responsabilidad de pagar el canon de 18 millones de euros anuales y de afrontar los gastos (y también los beneficios, de haberlos), de la organización de la carrera.

A día de hoy, ninguna condición de ese supuesto gratis total se ha cumplido. Pese a lo complicado que es saber cuánto dinero se ha gastado el Gobierno valenciano en todo lo vinculado a la Fórmula 1, la suma de las distintas adjudicaciones de obras realizadas para adaptar la zona a los bólidos roza los 90 millones de euros. Y la perspectiva de recuperar ese dinero con la urbanización de la zona se antoja remota en estos momentos.

Con la decisión de asumir implícitamente el contrato de Valmor, la cuenta sube. Sólo el canon ascenderá a 90 millones en los próximos cinco años. La Generalitat se ha negado en las Cortes Valencianas a facilitar datos sobre el contrato con Formula One Management al ser confidencial.

Una mala época

Valmor Sports entró a gestionar el GP de Europa en el peor momento, con la crisis galopando y con Fernando Alonso en horas bajas.

La compañía también arrastra, como todo lo que tiene que ver con la F1 en Valencia, el desafortunado acto en el que Ecclestone vinculó el acuerdo a la reelección de Camps.